El futuro del trabajo digital

Publicado por: maria.vargas el Jue, 25/11/2021 - 08:14
Share
Por: Luis Betancur Correa.

En los últimos años se ha hablado mucho sobre la importancia de la transformación digital y los beneficios que esta puede aportar a las empresas. Cuando se habla de transformación digital, se pone foco en la mejora de productos y procesos, que se ven optimizados por el uso de la tecnología. Otras veces, se enfatiza en la transformación digital, enfocado a los beneficios de atraer y retener clientes. Solo que hay un aspecto muy importante de la transformación digital, que algunas veces  pasa desapercibido y es la contribución de la tecnología a la mejora del espacio de trabajo.

Cada vez más empresas son conscientes de la importancia de la transformación digital, la realidad de salud global, el cuidado del medio ambiente y los desafíos sociales y económicos. Por esto apostar por la adopción de innovadoras formas de trabajo, más dinámicas e híbridas en las que los trabajadores deberán redefinirse adaptándose a las demandas del negocio, a los nuevos requerimientos del mercado, y a las formas de participar, adoptando tecnologías de automatización, aprendizaje automático, Blockchain, Inteligencia Artificial (IA), el  análisis de datos, entre otras.

Iniciativas impulsadas por directivos y juntas directivas, para el futuro del trabajo serán imperativos para toda empresa, por eso la rápida adopción de prácticas laborales automatizadas, basadas en la nube y habilitadas con Inteligencia Artificial, mejorarán la productividad del trabajo y la eficiencia operativa, perfeccionando las relaciones con clientes ágil y efectivamente, permitiendo a las empresas aumentar la retención de los trabajadores más competentes, con efectivos canales de comunicación, incrementando la satisfacción de los trabajadores y por ende de los clientes.

El lugar de trabajo digital, permite a las empresas alinear la tecnología, los trabajadores y los procesos. El objetivo es mejorar la eficiencia operacional y cumplir los objetivos de la empresa. Uno de los objetivos, del lugar de trabajo digital, es mejorar la colaboración, la participación de los trabajadores, la productividad, la gestión de contenidos y los procesos. Para conseguir esto, se deben generar entornos de trabajo que integren, de forma eficiente, las herramientas digitales para conseguir que los trabajadores participen, colaboren y gestionen sus procesos.

De acuerdo a IDC - International Data Corporation, consultora de inteligencia de mercado y servicios TIC, en 2023, la transformación digital y la volatilidad del mercado, impulsarán al 70% de las empresas a implementar modelos de trabajo híbridos, redefiniendo sus procesos e involucrando diversos grupos de talentos. Igualmente 60% de empresas implementarán plataformas habilitadas para IA y aprendizaje automático para respaldar la experiencia de los trabajadores, desde su incorporación hasta su retiro, generando un conocimiento pormenorizado de estos, de sus propuestas, proyectos, y nivel de productividad, así como sus necesidades de formación y desarrollo de plan de carrera.

En los próximos años, las empresas utilizarán espacios de trabajo digitales inteligentes con tecnologías de realidad virtual y aumentada para sus reuniones. Por esto, 90% de las construcciones y renovaciones de oficinas y fabricas, implementarán tecnologías de instalaciones inteligentes creando lugares de trabajo flexibles, atractivos, dinámicos e interactivos, mejorando de manera sostenible la experiencia y el rendimiento operativo. Además 70% de los trabajadores usarán la inteligencia integrada en los espacios de trabajo digitales, para que sean adaptables desde cualquier lugar, lo que estimulará la productividad.

Las empresas como proveedores TIC, deben estar preparados para respaldar el modelo de trabajo híbrido, que proporcionará una mayor agilidad empresarial, por esto las tareas repetitivas se automatizarán, mediante el uso de “compañeros de trabajo digitales”, motivados por la inteligencia artificial y la robótica, fomentando la colaboración entre personas y máquinas, impulsando la productividad, ampliando la transferencia de conocimiento, para conocer detalladamente las necesidades de clientes y la comunidad, como parte de la nueva estrategia empresarial.

Ante esto, las empresas deberán conectar la implementación de tecnologías con el crecimiento económico, social y las oportunidades que se presenten en el mercado. Esto logrará junto a una serie de herramientas como, la inteligencia artificial (IA), automatizar procesos, contar con trabajadores competitivos, eficientes e innovadores y reducir cargas de trabajo en áreas administrativas, operativas, marketing, logística y talento humano.

Además las necesidades actuales de las empresas y del gobierno, han acelerado la adopción de las soluciones en la nube. Las plataformas “cloud” desempeñarán un papel importante a lo largo de 2022, que de acuerdo a las predicciones de la consultora Gartner apuntan a que las plataformas en la nube servirán como base para 95% de las iniciativas digitales en 2025, en comparación con el 40% que se proyecta al final del presente año.

En la misma vía, la automatización de procesos robóticos, el procesamiento del lenguaje natural y el procesamiento inteligente de documentos, generarán una mayor eficiencia en la utilización de recursos, físicos, naturales, económicos, intelectuales y técnicos.

Por esto la automatización avanzará hacia la hiperautomatización, ofreciendo beneficios a la hora de optimizar los procesos, soportados por el análisis de datos, la consolidación de lagos de datos (Datalake) y su análisis predictivo, especialmente en las empresas de servicios y entidades públicas.

Se ha estado conociendo los beneficios del Metaverso, ese mundo digital que existe en paralelo con el mundo físico. A medida que aumenta la digitalización, estos Metaversos modelarán y simularán el mundo real con una precisión cada vez mayor, lo que permitirá tener experiencias inmersivas, convincentes y valiosas, mejorando la experiencia los clientes, los trabajadores y la sociedad.

Este nuevo escenario mundial, ha impactado la estrategia de las empresas que va desde las actualizaciones tecnológicas, la cultura organizacional y la comunicación con trabajadores, clientes y proveedores. Por lo tanto, aspectos relacionados con el trabajo y la forma cómo se ejecutan las labores diarias, experimentaran un cambio importante, desde la definición de la estrategia y el modelo de negocio, la gestión del talento humano, el rediseño de los espacios de trabajo, el análisis de datos, la toma de decisiones, el cuidado del medio ambiente y el relacionamiento con las comunidades y los grupos de interés.

De acuerdo con Gartner Worldwide, la inversión mundial en TI  alcanzará los 3,8 billones de dólares en 2021, siendo fundamental que incluya un rubro importante en la ampliación de las habilidades digitales de los ciudadanos y de esta forma empezar a cerrar la amplia brecha digital.

Con una brecha en términos de habilidades digitales, que aumenta rápidamente, se pueden crear alianzas estratégicas para trabajar de manera incluyente, participativa, rentable y colaborativa, y así incrementar las fortalezas de los trabajadores, emprendedores, y usuarios, con el objetivo de alcanzar una mayor participación del mercado local y en otros países, enfocado en prestar una extraordinaria experiencia en el corto y mediano plazo y  asegurar mayor calidad, rentabilidad e impacto positivo en los clientes y en la comunidad en el largo plazo.

KienyKe Stories