Inteligencia Artificial aplicada a la vida y los negocios. Segunda parte

Publicado por: maria.vargas el Dom, 20/09/2020 - 11:07
Share
Por: Hanoi Morillo.
Hanoi Morillo

Como ya hablé de los conceptos básicos referentes a la Inteligencia Artificial (IA) en mi anterior artículo, es momento de aplicarlos a nuestro día a día y a los negocios.  

Para empezar… La Inteligencia Artificial ya es una parte muy grande de nuestra cotidianidad. Aquellos que estéis presentes en redes sociales, veis los posts y noticias que un algoritmo de IA que ha estado analizando vuestras preferencias os muestra. Las recomendaciones en YouTube o Netflix son el resultado de vuestra actividad pasada y cómo los algoritmos de IA que tienen estas empresas los analizan para determinar qué te puede gustar.  

Pensad también en los vehículos autónomos. Para que estos funcionen, se deben identificar, analizar y responder a varios factores a la vez. Los algoritmos de aprendizaje profundo se utilizan para ayudar a los automóviles autónomos a contextualizar la información captada por sus sensores, como la distancia de otros objetos, la velocidad a la que se mueven y una predicción de dónde estarán en 5 a 10 segundos. Toda esta información se calcula en paralelo para ayudar a un automóvil autónomo a tomar decisiones, cómo cuándo cambiar de carril.  

Pero además de todo lo que hacen las empresas de tecnología, ¿cómo podemos aplicar IA a nuestras distintas áreas de negocio? Aquí van algunos ejemplos: 

Marketing 

Si su empresa no utiliza Inteligencia Artificial en marketing, ya está atrasada. La IA no solo puede ayudar a desarrollar estrategias de marketing, sino que también es fundamental para ejecutarlas. La IA ya clasifica a los clientes según sus intereses o datos demográficos, puede orientar anuncios a ellos en función del historial de navegación, impulsa los motores de recomendación y es una herramienta fundamental para darles a los clientes lo que quieren exactamente cuándo lo quieren. La inteligencia artificial también ayuda a los especialistas en marketing al analizar los datos sobre el comportamiento del consumidor de forma más rápida y precisa que los humanos. Estos conocimientos pueden ayudar a las empresas a realizar ajustes en las campañas de marketing para hacerlas más eficaces o planificar mejor para el futuro. 

Servicio al Cliente 

Seguro que has oído hablar o has interactuado con un chatbot (un chat de servicio al cliente que responde automáticamente sin necesidad de intervención de un agente). Estos bots pueden ayudar a resolver problemas, sugerir productos o servicios y respaldar las ventas.  

También podemos aplicar la IA a nuestras líneas de atención telefónicas. Estos centros recopilan una enorme cantidad de datos que se pueden utilizar para aprender más sobre los clientes, predecir la intención del cliente y mejorar la "siguiente mejor acción" para ellos. Además, los datos no estructurados (preferencias personales del cliente, datos que puedan compartir sobre su situación personal o familiar, entre otros), recopilados de los centros de contacto también se pueden analizar mediante el aprendizaje automático para descubrir las tendencias de los clientes y luego mejorar los productos y servicios. 

Ventas 

Definitivamente hay un lado de la venta de productos y servicios que es exclusivamente humano, pero la inteligencia artificial puede brindar a los profesionales de ventas conocimientos que pueden mejorar la función de ventas. La IA ayuda a mejorar la previsión de ventas, predecir las necesidades de los clientes y mejorar la comunicación. Y las máquinas inteligentes pueden ayudar a los profesionales de ventas a administrar su tiempo e identificar a quién deben realizar un seguimiento y cuándo, así como qué clientes podrían estar listos para convertir. Muchos CRMs (Gestores de la Relación con el Cliente, en español), como Salesforce, vienen equipados con IA precisamente para indicarte qué vender, cuándo y a quién.  

Tecnología 

También llamada AIOps (Inteligencia Artificial para las Operaciones en la Tecnología, en español), la IA para operaciones de TI, suele ser la primera experiencia que tienen muchas organizaciones con la implementación de Inteligencia Artificial internamente. La IA se usa comúnmente para el análisis de errores de archivos de registro del sistema de TI, con funciones de administración de sistemas de TI, así como para automatizar muchos procesos de rutina. Puede ayudar a identificar problemas para que el equipo de TI pueda solucionarlos de manera proactiva antes de que falle cualquier sistema. A medida que los sistemas de TI para respaldar nuestros negocios se vuelven más complejos, la Inteligencia Artificial puede definitivamente ayudar a TI a mejorar el rendimiento y los servicios del sistema. 

Recursos humanos 

En una función empresarial con "humano" en el nombre, ¿hay lugar para las máquinas? ¡Sí! La Inteligencia Artificial realmente tiene el potencial de transformar muchas actividades de Recursos Humanos desde el reclutamiento hasta la gestión del talento. La IA ciertamente puede ayudar a mejorar la eficiencia y ahorrar dinero al automatizar tareas repetitivas, pero puede hacer mucho más. Es muy sonado por ejemplo el caso de PepsiCo que utilizó un robot, para telefonear y entrevistar a candidatos para puestos de ventas abiertos. Pero sin ser tan sofisticada, puede ayudar a los departamentos de Recursos Humanos con la toma de decisiones basada en datos y facilitar la selección de candidatos y el proceso de contratación. 

A nivel de aprendizaje de los empleados, por ejemplo, son muchos los modelos de empresas como IBM o Google, que son capaces de recomendar módulos de aprendizaje a sus empleados en función de la información sobre el empleado que ya está en bases de datos (función, puesto, tiempo en la empresa, habilidades necesarias para desarrollar su rol), incluso, los chatbots también se pueden usar para responder muchas preguntas comunes sobre las políticas y los beneficios de la empresa. 

Estos son sólo algunos ejemplos que espero os sirvan de ejemplo y motivación para preguntar en vuestras empresas cómo se utiliza la Inteligencia Artificial o aún mejor, empujar a vuestras organizaciones a hacer el mejor uso posible de la misma. 

¡Nos vemos en mi próximo artículo o en las redes!