Mario Huertas

Analista de asuntos estratégicos y hemisféricos (Énfasis: Brasil y EE.UU.) Columnista de opinión, diario La Nación. Voluntario internacional para la promoción de nuevos liderazgos, Universal Wonderful Street Academy (UWSA), Jamestown-Accra. Colaborador del Goldstreet Business (Ghana). Profesor de Geopolítica y Geoestrategia. Infante de Marina, Armada República de Colombia (A.R.C).

Mario Huertas

La paz en venta, ¿quién la compra? (II)

Si hay una palabra que puede definir las relaciones internacionales es crisis. Y aunque estamos acostumbrados a evocarla frecuentemente, no todos los períodos de turbulencia mundial conducen a una transición geopolítica o a un nuevo orden mundial.

Actualmente, sobre un mapamundi se podrían marcar cuatro grandes zonas de tensión (Ucrania–Rusia, China – Taiwán, Venezuela – Guyana, Israel – Gaza) que implican, en conjunto, un cisma a escala global.

Ucrania – Rusia. La guerra que va a completar dos años, el próximo 24 de febrero, ha llegado a un
punto muerto. La opinión pública internacional ha perdido interés en esta guerra que obedece al
modelo clásico, es decir, a una conflagración por territorio.

Durante el primer año, Zelensky logró un apoyo casi unánime al interior tanto de la Unión Europea como de la OTAN. Sin embargo, durante el segundo año ha enfrentado muchos inconvenientes como la rotunda negativa del ingreso a la alianza trasatlántica y un camino nada expedito para negociar su membresía al bloque comunitario.

Es obvio que sin un apoyo decidido de Occidente, Ucrania caerá en las garras de Putin quien, por demás, tiene asegurada la reelección este año. No sucede así del otro lado del Atlántico, pues, se prevé que las elecciones de noviembre por la Casa Blanca sean una batalla campal entre un debilitado Biden y un Trump herido y cercado jurídicamente por el establecimiento liberal.

Zelensky sabe de sobra que en la medida en que Washington tenga que afrontar más desafíos
geopolíticos, menos atención tendrá sobre los sucesos en Ucrania.

China – Taiwán. El tema de la reunificación de China y Taiwán ha venido ocupando los renglones más importantes de las discusiones geopolíticas. Esto porque Beijing ha sido, en reiteradas ocasiones, enfático en anunciar que la reintegración es inevitable. De hecho, el pasado 31 de diciembre, el presidente Xi Jinping volvió a anunciarlo en su discurso de fin de año, lo que valió múltiples reacciones, dado que Biden también ha sido contundente a la hora de decir que Estados Unidos defendería a Taiwán en caso de una agresión territorial.

Una guerra en el extremo oriental de Eurasia es un terremoto que puede provocar un tsunami en el tablero marítimo sobre las aguas del Mar de la China Meridional (Vietnam - Filipinas), Mar de China Oriental (Corea – Japón), Mar de Célebes (Indonesia) y a escala global una reconfiguración del equilibrio en toda la región Indo Pacífico y su arquitectura multilateral (AUKUS-QUAD).

Guyana - Venezuela. Hace pocas semanas, el dictador venezolano sometió a plebiscito (3 de diciembre) el futuro de la región conocida como Esequibo. La votación y el respaldo, incluso de la oposición, fue masivo. A las pocas horas, la crisis diplomática se desató con su vecino, el presidente Irfaan Ali.

Pasados los días, ambos dirigentes se citaron en San Vicente y las Granadinas, para una Cumbre auspiciada por el premier, Ralph Gonsalves, quien preside -pro tempore- la CELAC y liderada tras bastidores por Lula da Silva. Ambos líderes firmaron un memorando de entendimiento sobre once puntos que incluyen, entre otros, el compromiso de no usar la fuerza militar, cooperar para prevenir incidentes en la frontera y un continuo diálogo para superar los hechos sobrevinientes.

No obstante, en la víspera de navidad, Inglaterra envío un navío de guerra, como en tiempos de la doctrina Drago, a las aguas de Guyana provocando una temeraria reacción de Maduro. Casi 6.000 efectivos fueron movilizados hacia la costa Atlántica y como en toda maniobra de disuasión militar hizo gala de su arsenal (patrulleros oceánicos, buques, lanchas misilísticas, vehículos de combate anfibio y de defensa antiaérea, aviones caza F-16 y Sukhoi). La embarcación regresó a puerto y las tropas de Maduro se replegaron. Las aguas se calmaron pero la tensión permanece.

Israel – Gaza. Desde el pasado 07 de octubre, Israel ha tenido que afrontar una guerra con Irán por interpuestos actores como Hamás y Hezbollah. A diferencias de las tres crisis anteriores, en este caso Israel no afronta en estricto sentido una amenaza territorial, como en el pasado, sino algo más grave y es la existencia como nación.

Experto en batirse contra sus enemigos, Israel conoce este tipo de desafíos de orden estratégico y de guerra mixta (regular e irregular). Además, Netanyahu lleva una década denunciando a Irán como un promotor de terrorismo. En este frente, no hay novedad alguna.

A este panorama, nada alentador, se suman los recientes acontecimientos sobre el Mar Rojo. Un reciente artículo publicado en Politico “How Houthi rebels are threatening global trade nexus on Red Sea” podría ayudar al lector a clarificar algunos puntos y entender la relación geopolítica que tiene la crisis en el estrecho de Mandeb con la guerra que sostiene Israel en varios frentes.

Como se aprecia, la paz está en venta y nadie quiere comprarla. De ahí que las elecciones presidenciales en Estados Unidos sean decisivas para el futuro de la arena global. Las cuatro crisis citadas representan códigos geopolíticos muy diferentes pero con algo en común: soberanías en entredicho y la existencia de pueblos en vilo. Conectadas entre sí, pueden leerse como frentes de una misma guerra pero a escala mundial.

Creado Por
Mario Huertas
Más KienyKe
El alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán, reveló el monto de la multa que deberán pagar las personas que excedan el uso de agua e incumplan con la medida de racionamiento establecida en la capital del país.
Este miércoles se cumplen diez años desde la muerte Gabo, un destacado escritor conocido por su 'realismo mágico' y por legar a la literatura el mítico Macondo que continúa cautivando a los lectores.
Janet Yellen, secretaria del Tesoro de EE. UU., anunció que Estados Unidos y sus aliados impondrán sanciones a Irán en breve debido al ataque contra Israel.
El presidente brasileño visita Bogotá para reunirse con Gustavo Petro, asistir a eventos empresariales e inaugurar la Filbo como invitado de honor de Brasil.