Nuevos aires de ciencia y tecnología en el Perú

Publicado por: maria.vargas el Sáb, 31/07/2021 - 07:37
Share
Por: María Piedad Villaveces.
Nuevos aires de ciencia y tecnología en el Perú

El pasado 2 de julio, el Gobierno del Perú liderado por el presidente Francisco Sagasti promulgó la Ley del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Sinacti), que tiene por finalidad impulsar, promover, fortalecer y consolidar las capacidades en esas áreas, pensando en el bienestar de la población. Dicho en otras palabras, el SINACTI asegurará que las diferentes entidades públicas cumplan con sus compromisos en temas de ciencia y tecnología en el Perú. Para Sagasti, este sistema permitirá aumentar la coordinación en el ámbito de la ciencia y tecnología entre los actores de la cuádruple hélice, es decir del sector público - a través del Concytec, del privado, de la academia y de las organizaciones de la sociedad civil.

En palabras de Sagasti, se debe impulsar la ciencia y la tecnología a través de un sistema inter-sectores en el que agricultura dialogue con minería, transporte, medio ambiente, biotecnología y otros sectores, para tomar decisiones que apoyen fuertemente la investigación científica interdisciplinaria.

Sin embargo, esa opinión no fue compartida por el hoy presidente del Perú Pedro Castillo quien, en su discurso de posesión del pasado 28 de julio confirmó que su forma de apoyar a los científicos e investigadores peruanos será con la creación de un Ministerio de las Ciencias.

El ingeniero industrial, investigador y político peruano Francisco Sagasti llegó a afirmar, antes de la elección presidencial que favoreció a Castillo, que “hay algunos que creen que creando un ministerio se resuelve todo”. Para él, lo más importante no es tener un ministerio sino articular a todos los organismos que impulsan estas áreas.

En efecto, en su mandato – que duró sólo 8 meses pues fue un reemplazo - en lugar de impulsar la creación de un nuevo ministerio, se dedicó estructurar el sistema que tiene dos programas especiales que impulsan la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación:

· Proinnoóvate, que canalizará el financiamiento público para empresas o universidades en ciencia y tecnología aplicada al sistema productivo y de servicios.

· Prociencia, que desarrollará labores de formación de recursos humanos de alto nivel y de apoyo a la investigación científica y básica.

Al electo presidente Castillo le corresponderá integrar su promesa de ministerio con esta estructura que dejó Sagasti sin perder el foco: lo más importante para los científicos no es que en el estado se cuente con un ministerio, sino que el estado proporcione recursos para que se pueda hacer investigación científica de forma eficiente y óptima. Sin eso, no se puede impactar el desarrollo con base en el conocimiento ni salir de la dependencia tecnológica de la que habla de presidente Castillo.

Los cimientos para la transformación del sector de ciencia y tecnología en el Perú parecen firmes: un nuevo sistema articulado y una decisión política de fortalecer la institucionalidad pública a través de la creación de un ministerio. Ojalá que el liderazgo del nuevo presidente del Perú logre que la creación del ministerio no nuble la apuesta de articular la política de ciencia y tecnología a través de un sistema más que de un sector. Esperamos que sistema y ministerio se integren y juntos ayuden a mejorar los indicadores de ciencia del Perú de forma que el componente de ciencia y tecnología en la exportación de productos vaya aumentando año tras año.

Desde Avanciencia, seguiremos haciendo seguimiento a este tipo de iniciativas regionales para fortalecer la ciencia y la tecnología.