KienyKe.fm

Beyoncé, el ícono pop contemporáneo

4 de septiembre del 2018

La cantante cumple 37 años de edad y recorremos su carrera musical.

Beyoncé, el ícono pop contemporáneo

Nacida el 4 de septiembre de 1981, hoy, la cantante oriunda de Houston, Texas, Beyoncé Giselle Knowles-Carter cumple 37 años de edad. Con la inspiración de grandes representantes de la música popular, como Diana Ross, Michael y Janet Jackson, Tina Turner o Madonna, ha logrado producir una imagen poderosa, apoyada con una voz tremenda y sonidos excitantes, lo que finalmente le acredita como el mayor ícono pop de la era contemporánea.

Este dato no es algo caprichoso, la Recording Industry Association of America nombró a Beyoncé como la artista número uno certificada de la década del 2000. Asimismo, en 2014 logró la primera posición de la lista Celebrity 100 de Forbes, siendo la primera música negra mejor pagada de la historia. En 2013 y 2014 la revista estadounidense Time la nombró como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

¿Alguien imaginó que esa pequeña de trensas rubias que empezó a Destiny’s Child llegaría tan lejos? Esta agrupación adolescente femenina, que empezó como un cuarteto para terminar en solo tres chicas, creada por el padre de Knowles, cocechó grandes éxitos a finales de los noventas y principios del milenio, muchos seguramente movieron sus caderas al ritmo de Independent Woman, Say my Name o Bootylicious, pero al ver que Beyoncé era la voz principal, sobre Michelle Williams y Kelly Rowland, no sería raro que en algún momento empezará su carrera en solitario, así como Diana Ross lo hizo con The Supremes.

En 2002 la estrella naciente participó en un dueto con el rapero Jay-Z, la canción se titula Bonnie & Clyde, como la infame pareja fugitiva, marcando lo que sería una relación que trascendería las paredes del mundo del espectáculo. Por lo que no resultó extraño que neoyorquino la acompañara a lanzar su primer sencillo al probar lo que sería una carrera siendo la única en el escenario, Crazy in Love.

Este hit del verano empieza con unas trompetas que se sincronizan a los latidos del corazón de quien la escuche, provocando una extravagancia sexual y romántica, fue publicado a mediados del 2003, anunciando la nueva etapa musical de Beyoncé, separándose de Destiny’s Child. La canción promociona su primer álbum de estudio, Dangerously in Love, ocupó el número uno de lista Billboard Hot 100 por ocho semanas consecutivas, favorita en su país natal, Inglaterra y Canadá, su disco vendió más de 11 millones de copias alrededor del mundo en muy poco tiempo, récord que superó a los Beatles, Simon & Garfunkel o Rod Stewart.

Los otros sencillos de este álbum fueron Baby Boy, con un estilo tropical y acompañada de Sean Paul, Me, Myself & I, y la traviesta Naughty Girl.

Sobre el 4 de septiembre, en el cumpleaños número 25 de Beyoncé, salió a la venta B’Day, su segundo álbum de estudio. Algo más maduro, denotando que esta intérprete representaba a la perfección lo que es el género R&B contemporáneo.

De este disco salieron diferentes sencillos y vídeos, el primero fue Déjà Vu, con un estilo que es fiel a sus raíces africanas, también cantando a dueto con su novio confirmado de entonces, Jay-Z. Le sigue Irreplaceable, uno de los grandes triunfos en toda su carrera, estuvo 10 semanas como número en los Estados Unidos. La artista confesó que durante las grabaciones de la película Dream Girls, se inspiró para escribir esta conmovedora balada.

Otros sencillos de B’Day son, Ring the Alarm, Upgrade U, Beautiful Liar, junto a Shakira, Get me Bodied, Green Light, Kitty Cat, Check on It, Welcome to Hollywood, Freakum Dress y Listen, de la banda sonora de Dream Girls.

Continuando, el 2008 fue un año estelar para esta artista de ojos marrón, el 4 de abril se casó, en la ciudad del amor, París, con su novio de varios años, Jay-Z. En noviembre publicó su tercer álbum, I am… Sasha Fierce, que contiene dos discos, uno con canciones lentas y suaves, el otro indicado para las pistas de baile. Los cuatro primeros sencillos salieron en parejas demostrando esta decisión, If I Were a Boy y Single Ladies comenzaron la racha de éxitos, la balada hacia a un llamado a los hombres a ponerse en los zapatos de sus parejas, mientras que el éxito bailable, con su pegajosa coreografía, se hizo viral a nivel mundial.

Los otros sencillos, fueron la urbana, Diva, la emotiva, Halo, Ego (Existe una versión con Kanye West), Sweet Dreams, Broken-Hearted Girl, Videophone (ft. Lady Gaga). Celebrando la edición de platino, Beyoncé sacó el vídeo de Why Don’t You Love Me en el 2010.

La siguiente era de la cantante empezaría en 2011, para el mes de abril lanzó Run the World (Girls), un himno feminista con toques estéticos militares, primer sencillo del cuarto álbum de estudio titulado 4. Le siguieron canciones como Best Thing I Ever Had, 1+1, Party, Countdown y Love on Top. Para este tiempo empezaron a circular los rumores de que estaría embarazada, pero con los vídeos publicados parecía que no era así, hasta que en su performance de los premios VMA de MTV, al finalizar el número, descubrió su vientre para enseñar al público que estaba esperando a su primogénito.

El 7 de enero de 2012 Beyoncé dio a luz a Blue Ivy Carter, su primera hija, por lo que durante el resto del año se dedicó a cuidar de su bebé. Para principios de 2013 dio una gira de conciertos corta, como mencionó en una entrevista de Vogue, con el objetivo de animarse a perder el peso ganado durante el embarazo.

A finales de ese mismo año, publicó de manera sorpresiva su quinto disco, titulado de manera homónima, es nombrado como el “álbum visual”, ya que cada canción tiene su respectivo vídeo musical. Con este producto se aprecia a una Beyoncé más madura a nivel artístico, sonidos más dramáticos y variados, así como también habla de experiencias personales, celos, maternidad, bulimia y autoestima.

Las canciones que más resaltan de este disco son las sensuales Drunk in Love, Partition, la llamativa Flawless, y las sentimentales Pretty Hurts y XO.

En 2016 se dan a conocer los rumores que acusan a Jay-Z de haberle sido infiel a Beyoncé, con la diseñadora de modas Rachel Roy. Esta decepción llevó a Queen Bey al estudio, soltar su dolor en su último y sexto álbum, Lemonade, mencionado por diferentes críticos como el mejor de su carrera.

A principios del mismo año, la artista presentó la canción en el medio tiempo del Super Bowl, causó polémica porque su contenido fue altamente político, algo prohibido por la NFL. Con este himno musical Beyoncé gritó al mundo el orgullo que siente por su pueblo afroamericano.

En 2018 Beyoncé regresó a los escenarios, después de que el año anterior tuvo a los gemelos Rumi y Sir, para el festival musical Coachella. Dejando a todos con la boca abierta invitó a la tarima a sus antiguas compañeras de Destiny’s Child, su hermana Solange, su esposo Jay-Z y al cantante colombiano, J Balvin.

Durante este año sacó su primer disco en compañía de su marido, titulado Everything is Love, bajo el nombre de The Carters, se dice que está en proceso de crear su próximo álbum visual, que podría ser publicado en Netflix y promete ser más impactante que Beyoncé y Lemonade.

Beyoncé es de esas criaturas bestiales capaz de lograr todo lo que se propone, cantar de manera penetrante, escribir líricas conmovedoras, bailar coreografías de manera impecable y vídeos que se vuelven virales en segundos.