Kienyke.fm

El providenciano que quiere conquistar el Estéreo Picnic

El providenciano que quiere conquistar el Estéreo Picnic

14 de Marzo del 2017

Es poco común escuchar noticias de San Andrés y Providencia. Estas dos islas suelen estar lejos de nuestro radar, a menos que se esté buscando disfrutar de algún plan vacacional. Sin embargo, este es un lugar con una riqueza cultural única, la misma del músico Elkin Robinson quiere mostrar al mundo cuando se presente el sábado 25 de marzo en el Festival Estéreo Picnic.

Armado de una guitarra, maracas,  jawbone (una quijada de caballo) y un tináfono es capaz de crear melodías únicas, cargadas de una vibra que solo se puede sentir al escuchar los sonidos raizales de los isleños.

La música relajante, alegre, agradable y caribeña de Robinson estará compartiendo escenarios con grandes artistas como The Strokes, Two Door Cinema Club, The Weekend, y más, haciendo de esta una edición con una gran diversidad sonora.

KienyKe.com habló con Robinson quien habló acerca de sus raíces musicales y de su labor adaptando la música tradicional de Providencia para un público joven.

¿En qué consiste su propuesta musical?

Tenemos un formato que en la isla es muy común, pero que para el resto del mundo puede ser extraño y muy llamativo. Tocamos con quijada, tinaja, maracas y guitarra acústica, acompañado de mi voz y los coros. Queremos romper con la idea de que es necesario tener más de diez músicos en la tarima, con sonidos muy elaborados y muchos instrumentos, algunos eléctricos.

A veces cuando subimos a un escenario la gente no cree que tengamos instrumentos. La tinaja, por ejemplo, es una tina para lavar ropa, la quijada es la mandíbula de un caballo, un hueso.

Con esto queremos mostrar cómo es realmente la vida en la isla. La electricidad llegó en la década de los ochenta, y toda la historia musical de Providencia se desarrolló de manera acústica. Nos tocaba coger lo que tuviéramos a la mano para tocar.

¿Qué se siente presentarse con este proyecto en un festival tan importante como el Estéreo Picnic?

Es importante estar en espacios como el Festival Estéreo Picnic, en una tarima tan grande. Es un reto poder llevar la cultura isleña a un público tan diferente al que estamos acostumbrados.

Nuestra música ha tenido muy buena aceptación. Cuando un conjunto tiene batería, es más fácil poner a la gente a bailar. Sin embargo, lo que nosotros hacemos no tiene los instrumentos tradicionales. A pesar de esto me pude presentar en varios lugares, haciendo que la gente disfrute con estos sonidos.

Además es una manera de mostrarle a los muchachos de la isla que es posible salir adelante con la música tradicional.

¿Qué lo diferencia de resto de músicos de Providencia?

Quiero darle un nuevo aire a los sonidos de la isla. Por lo general la música raizal es la que escuchan los viejos. Los jóvenes están más interesados en otros ritmos como el hip-hop y el dancehall. Además las canciones raizales son las mismas de generación en generación y no se da el espacio a las composiciones nuevas.

Lo que hacemos con nuestro grupo es crear nuevas canciones,  letras con un mensaje positivo que también puede ser de interés de los más jóvenes, lo cual es de mucha importancia.


Este isleño es orgulloso de sus raíces. En cada melodía que crea, piensa sus ancestros, en los atardeceres de Providencia y la belleza del paisaje. Por eso cada vez que se monta a un escenario ante miles de personas no puede ocultar el nerviosismo. Sin embargo, este se va cuando ve que un público acostumbrado a grandes puestas en escena se deleita oyéndolo.

“La música que hago, la música raizal, le gusta a personas de todo el mundo. Algunos experimentan con sonidos elaborados y complicados, pero nadie deja de disfrutar con la sencillez y belleza de lo tradicional”, comenta.