547 niños sufrieron abusos en una escuela coral católica

18 de julio del 2017

Por lo menos 547 niños, fueron abusados física y sexualmente entre los años 1945 y 1992.

547 niños sufrieron abusos en una escuela coral católica

Por lo menos 547 niños fueron abusados física y sexualmente entre los años 1945 y 1992 cuando eran miembros de un coro católico alemán.

El coro masculino de Domspatzen en Regensburg, que fue dirigido por el hermano mayor del papa Benedicto XVI,  Georg Ratzinger, por 30 años, se vio involucrado en el escándalo sexual que salió a la luz gracias a la investigación del abogado Ulrich Weber.

El reporte dice que 547 niños “con gran talento”, fueron víctimas de abuso durante un periodo de 60 años. Exactamente se registraron 500 casos de abuso físico y 67 de violencia sexual. Según el reporte, se identificaron 49 perpetradores.

“En el coro dominaba la violencia, el desamparo y la tristeza. El abuso era un método de enseñanza”.

“Todo el sistema educativo estaba orientado hacia los logros musicales más importantes y el éxito del coro”, dijo el informe. “Junto con motivos individuales, los motivos institucionales, es decir, romper la voluntad de los niños con el objetivo de obtener la máxima disciplina y dedicación, así constituyeron la violencia como base”.

El director y compositor Franz Wittenbrink, quien era parte de la escuela, aseguró en una entrevista con la revista Spieguel, que el sistema de castigos era sádico y estaba completamente conectado con el placer sexual.

Georg Ratzinger, quien estuvo a cargo durante los años 1964 y 1994, “puede ser acusado por no intervenir en los abusos”, manifestó Weber. Pero el hermano mayor de Benedicto XVI negó tener conocimiento sobre el tema y que nunca se habló sobre esto mientras era el director del coro.

Algunas víctimas dijeron que su experiencia en la Escuela Coral fue como la unión de “una cárcel, el infierno y un campo de concentración”.

El coro de 1.000 años de antigüedad entró en el ojo del huracán en el año 2010, cuando las acusaciones sobre abuso sexual empezaron a salir a la luz. En el año 2016, Ulrich Weber reportó por primera vez 231 casos de abuso.

La iglesia, previamente, le ofreció a las víctimas de Regensburger una compensación entre los 5.000 y 20.000 euros. Por otra parte, es probable que los abusadores no paguen ninguna condena  ya que los crímenes tomaron lugar hace algunos años atrás.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO