La inseguridad no cesa en Rosales

Foto: @gusgomez1701

La inseguridad no cesa en Rosales

31 de enero del 2018

La inseguridad se apoderó de uno de los barrios más exclusivos de Bogotá. Al frente del almacén de cadena Carulla, del barrio Rosales trataron de bajar a un hombre que conducía su automóvil Porsche. Las personas que lo atacaron iban armados y hubo tres disparos. El conductor dio reversa y chocó tres carros y por fortuna no lo robaron.

Que se presenten este tipo de hechos en el sector no es nuevo. Sin embargo, los vecinos se han unido por medio de un grupo de Whatsapp para hablar sobre la inseguridad del sector, en este se dieron a conocer dos nuevos hechos que se presentaron en los últimos días.

El pasado sábado dos hombres armados trataron de robar una camioneta sin tener éxito. Los habitantes contaron aterrados que el atraco ocurrió mientras estaban en un consejo de seguridad. Y este lunes se conoció que asaltantes ingresaron al local de Home Burger, un reconocido restaurante, para robarle a un cliente su lujoso reloj.

Los hombres que también se movilizaban en motocicleta habían seguido a la víctima, entraron al restaurante y lo atracaron solo a él. Se presume que los delincuentes hacen parte de la banda conocida como ‘Los Rolex’, por fortuna el hombre no puso resistencia y la situación no pasó a mayores.

En la noche del martes la Fiscalía anunció que se logró la captura de los dos responsables del asalto y anunció también que se recuperaron “el Rolex y las cadenas robados”. La Fiscalía procederá a realizar la  judicialización. Quizás el caso que más estremeció al país fue el que ocurrió la semana pasada. Cuatro hombres atacaron a una mujer en estado de embarazo por robarle su camioneta en el incidente hubo disparos y ella salió mal herida.

A pesar de ser uno de los sectores más exclusivos del país, los habitantes están viviendo los peores problemas de seguridad en la historia del sector. Hace un par de semanas el caso del ataque a una mujer embarazada por cuatro hombres para robarle su camioneta conmocionó el país porque hubo disparos y ella salió mal herida.

Los habitantes del sector preocupados por los alarmantes hechos realizaron una marcha para pedirles a las autoridades más presencia y celeridad en las investigaciones. Hasta ahora tres de los culpables han sido capturados, solo faltaría uno de los responsables del ataque. En la noche del jueves 18 de enero, cientos de personas se dieron cita en la calle 72 con carrera 7, para realizar un plantón.

El barrio Rosales de Bogotá es uno de los más valorizados de Colombia debido a su construcción. Es un lugar residencial perteneciente a los Cerros Orientales que está bañado por las quebradas La Vieja y Rosales y para no ir mas lejos, el actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos fue uno de sus habitantes.

Kienyke.com habló con habitantes del sector que se han unido en un grupo de WhatsApp para denunciar y discutir la problemática que tratan con frecuencia en reuniones comunales porque están muy preocupados. Su preocupación los ha llevado a sugerir varias teorías del por qué de los hechos.

Dicen que desde que decidieron abrir el sendero ecológico de la quebrada La Vieja, el sector empezó a ser visitado por personas externas al barrio, que no eran propiamente turistas con la intención de conocer.

“Masificar el barrio ha atraído personas que viven de la delincuencia”.

Otro de los puntos que pusieron sobre la mesa es la seguridad que ofrece la policía. Aseguraron que no hay personal suficiente para cubrir los cuadrantes y sus niveles de respuesta son muy lentos. Además afirmaron que cuando se llama a la línea de emergencias 123 o al CAI los funcionarios no dan una respuesta o dejan esperando en la línea a la persona que necesita la ayuda.

También argumentan que aunque existen frentes de seguridad en el que la policía y la comunidad deberían trabajar siempre conjuntamente, los vecinos no se han podido poner de acuerdo en el tema de recursos porque debe ser aprobado por los diferentes edificios y asambleas. Alguno afirmó que “Muchas veces sus líderes no tienen la iniciativa suficiente para ejecutar acciones mucho más rápidas e inmediatas”.

Los habitantes de Rosales también le atribuyen esta ola de inseguridad al abandono de la Fuerza Pública, luego de que el Presidente Juan Manuel se mudara del vecindario. “Obviamente esa fuerza grande que tenía, de más o menos 40 personas prestando seguridad entre ejército y policía, hacía que la zona tuviera un bloque mayor de seguridad”.

Kienyke.com trató de contactar al comandante de la estación de policía de Chapinero Elkin Darío Quinchia Meneses sin obtener respuesta. Por ahora, los habitantes aseguran que la policía ha aumentado el pie de fuerza en alguna cantidad de motos y personal “pero es insuficiente para un sector que está separado por un sendero y hay que utilizar unas vías que son callejones, etc”.

Uno de los vecinos comentó que hubo auxiliares de policía que apoyaron los cuadrantes pero en la última semana solo han estado en lugares puntuales. “Son actores temporales, pero en definitiva no son acciones que perduren”.

Sobre la inseguridad de Bogotá, Daniel Mejía, secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia de Bogotá declaró que no van a ser inferiores al reto de la seguridad y que con la policía metropolitana han venido trabajando articuladamente, “acá vamos a desarticular estas estructuras que vienen afectando la seguridad ciudadana”.