Buscó por 57 años a su padre y se llevó gran sorpresa

Buscó por 57 años a su padre y se llevó gran sorpresa

16 de diciembre del 2018

El hecho sucedió en Lake Grove, un pequeño vecindario en Nueva York, Estados Unidos, cuando un hombre después de 57 años de creerse abandonado por su padre, descubrió por sus propias manos el aterrador paradero de su cuerpo.

El protagonista de la historia que da la vuelta al mundo esMichael, el menor de sus hermanos que ante la incertidumbre creada por un invidente comenzó la cautelosa investigación.

Todo se remonta a 1961 con el presunto héroe de guerra de treinta años,George Carroll, que desapareció un día cualquiera y nadie supo su paradero. Mientras sus familiares decían que se había devuelto a su país natal, Corea del Norte, otros aseguraban sin indicio alguno que fue asesinado.

Para su esposa Dorothy, quien en ese momento quedó viuda y falleció en 1998 sin denunciar el hecho, Carroll salió hasta sin despedirse, jamás volvió y la dejó con cuatro hijos a cargo, unos a vísperas de cumplir sus ocho meses de vida y el mayor con nueve años de edad en curso.

Cuenta Michael, que la sospecha la revivió un vidente que le sugirió revisar la casa que compró a su mamá a mediados de 1980, pues allí, en el sótano, reposaban los restos de su padre. De ahí que comenzará a excavar durante meses, aunque con avance se percató del daño que causaba a su residencia, motivo por el que paró su búsqueda.

Sin embargo, el titubeo sentimental y la ansiedad por conocer el paradero de su papá, lo obligaron a continuar y encontrar una señal que indicaba que los restos de George estaban a dos metros.

Tal cual como lo presentía, en una esquina estaba el esqueleto de su padre, que como informaron los estudios forenses, recibió un golpe en el cráneo que le causaron fracturas y de inmediato le otorgó la muerte.

Tal acontecimiento, más allá de su carácter retrospectivo,fue tomado con alegría por la familia, quienes destacan en sus declaraciones de prensa, que su papá siempre estuvo en casa y nunca los abandono.