Polémica acción del Esmad será ampliamente investigada

Foto: @aureliobabiloni

Polémica acción del Esmad será ampliamente investigada

20 de abril del 2017

El 19 de abril se realizó en Bogotá una movilización de discapacitados y transportadores en la Plaza de Bolívar, la cual fue disipada por miembros del Escuadrón Móvil anti disturbios de la Policía, Esmad. En vídeos de los hechos puede verse que los manifestantes no tenían comportamientos que pudieran alterar gravemente el orden público, y aun así un policía lanzó una bomba de gas lacrimógeno, contra el grupo de personas.

Tan pronto se conoció la noticia, las autoridades del Distrito, incluida la policía, informaron que había sido un accidente. Sin embargo, y a medida que circulaban los vídeos en las redes sociales y en los medios de comunicación, se demostró que fue una acción premeditada, realizada por uno de los miembros del Esmad.

En entrevista con W radio, Daniel Mejía, secretario de seguridad, informó que se está adelantando una investigación rigurosa sobre el tema. Ya se ha esclarecido que no fue un accidente, por lo que se tomaran medidas al respecto. Mientras el proceso disciplinario contra el agente responsable se dé, este no será retirado de la institución. Mejía reiteró el apoyo por parte de la administración distrital, pero manifestó que no estaban de acuerdo con que se den esa clase de excesos de fuerza: No se debe, sin embargo, estigmatizar a una institución responsable como la Policía por el actuar unilateral de un sólo efectivo.

En rueda de prensa, Hoover Pinilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, dijo: “lo que yo observé no fue un hecho accidental, es un hecho totalmente premeditado y por eso la investigación. Fue un comportamiento individual de un policía, no acorde con los protocolos ni ordenado. El policía lo activó en medio de los otros policías y lo lanzó al sitio donde había una mayor concentración. Las evidencias muestran que es un comportamiento de un policía. Por lo tanto, se abrirá una investigación para escuchar las explicaciones del uniformado”.

Al mismo tiempo, el alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa, dijo en su cuenta de Twitter que “Se estableció que uso de gases lacrimógenos en la Plaza de Bolívar no fue accidental. Lamento lo sucedido. Haré seguimiento a investigación”.

Uno de los primeros en denunciar el hecho fue el Concejal de Bogotá y periodista Hollman Morris, quien en su cuenta de Facebook dijo que “un grupo de hombres y mujeres, niños en condición de discapacidad hacían uso legítimo de su derecho a la protesta para decirle al alcalde Enrique Peñalosa que les quitaron los subsidios de pasajes de Transmilenio a los que tenían derecho. La forma que encontraron en lugar del diálogo fue mandarles una bomba de gas lacrimógeno. La Policía ha pretendido decir que fue un accidente pero no fue así. En consecuencia hay varios niños afectados por el gas”.

De acuerdo, entonces, con las declaraciones dadas hasta ahora, se sabe que la institución realizará una investigación y aplicará las sanciones del caso.