Álvaro Ashton: el senador acusado de delitos sexuales

Álvaro Ashton: el senador acusado de delitos sexuales

29 de noviembre del 2017

Este martes la Corte Suprema de Justicia abrió investigación preliminar en contra del senador Álvaro Ashton por presunto abuso sexual contra menores de edad, uno de los muchos escándalos que podrían terminar con su carrera política.

Varios audios en posesión de la Corte demostrarían que el congresista llevaba a menores de un colegio de Santa Marta a un hotel. Según personas cercanas al caso, también estaría involucrada una familiar de Ashton, que sería la encargada de contactar a las jóvenes.

Estos señalamientos se suman a las muchas investigaciones que el senador tiene en su contra, todas ellas de suma gravedad. Está envuelto en el cartel de la toga, Odebrecht, la Dirección Nacional de Estupefacientes y parapolítica.

Todos estos casos juntos parecen sentenciar definitivamente la hasta ahora fructífera carrera política de Álvaro Ashton, considerado en estos días como uno de las personalidades más influyentes de la costa atlántica.

Actualmente es senador por el Partido Liberal, al cual ha pertenecido desde sus primeros pasos en la política en el año de 1998, cuando fue electo Representante a la Cámara con 41.878. En esos momentos contaba con el apoyo de José Name Terán, uno de los patriarcas de la región Caribe, que contaba con una extensa carrera política.

Desde entonces, siempre ha estado el el Congreso de la República. En el 2002 fue reelegido en la Cámara con la votación más alta de su departamento, con más de 71.000 votos. Durante ese periodo se separó de Name cuando éste salió del Partido Liberal para apoyar la creación del Partido de la U.

En el 2006 dio el salto al Senado de la República, donde ha permanecido hasta la fecha, recibiendo siempre una significativa cantidad de votos, como ocurrió en el 2014, cuando alcanzó 58.711 votos.

Han sido 19 años los que ha permanecido en el legislativo, y se esperaba que se postulara de nuevo en las elecciones del 2018, otra vez por el liberalismo. Sin embargo, los escándalos en los que se ha visto envuelto últimamente podrían truncar sus aspiraciones.