Argentina registra 203 femicidios en lo que va del año

5 de octubre del 2019

Solo en el último mes fueron asesinadas 25 mujeres

Argentina registra 203 femicidios en lo que va del año

Pixabay

Entre enero y septiembre se perpetraron 203 femicidios en Argentina, lo que representa un asesinato cada 32 horas, según un relevamiento que realiza de manera periódica el observatorio del movimiento feminista Mumalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana).

“Tenemos a la fecha 203 femicidios que se suman a lo que venimos relevando en lo que va de año, y tenemos además 35 casos en investigación todavía”, dijo a Sputnik la coordinadora federal de esta organización, Sylvia Ferreyra.

Solo en el último mes fueron asesinadas 25 mujeres, en su mayoría femicidios “directos, de mujeres asesinadas por su pareja o expareja”, expresó la titular de Mumalá.

El horror que generaron estos casos fue tal que las comunidades donde vivían algunas de las víctimas se movilizaron para expresar su repudio.

Así sucedió en Chascomús, en la provincia de Buenos Aires, cuando esta localidad se inquietó por la desaparición de Navila Garay, una adolescente de 15 años que fue hallada asesinada de 17 mazazos.

El autor es un primo lejano de la madre, Néstor Garay, de 56 años, que fue quien le indicó a una vecina que había enterrado “el perro ahí”, en su propiedad.

También impactó el asesinato de Laura “Cielo” López, una joven de 18 años, que fue violada, asesinada, descuartizada y arrojada a orillas del río Limay, cercano a la ciudad neuquina de Plottier (suroeste), por Alfredo Escobar, de 28 años.

Lo mismo ocurrió con el caso de Cecilia Burgadt, una enfermera de un hospital público de 42 años de edad que fue asesinada a golpes por su expareja.

Asesinatos en los medios

“Estos tres casos conmocionaron a sus comunidades por la violencia y la saña de sus femicidas, lo que nos lleva a la reflexión de cómo han sido abordados por los medios de comunicación este tipo de crímenes”, opinó Ferreyra.

Por ello es “necesario activar protocolos para trabajar de manera profesional acorde a la gravedad del caso y no encarar esto como un espectáculo para vender en horas pico”, reprochó la activista.

En este encuadre, Mumalá tiene documentación disponible sobre cómo no revictimizar a la mujer asesinada.

“No hacer foco en su manera de ser ni en su condición de mujer, no desviar la atención del eje central que tiene que ver con la violencia a la que son sometidas las mujeres, y no hacer énfasis en los métodos ni en la morbosidad de cómo son asesinadas”, detalló Ferreyra.

De este modo, no se utilizará el asesinato “como un botín por el cual disputar notoriedad por parte de aquellos agresores que ven en el femicidio una salida para lograr notoriedad”, añadió.

175 huérfanos

A los 175 feminicidios directos registrados en lo que va de año se suman una decena de asesinatos vinculados de niñas o mujeres y otros 14 homicidios en los que la víctima fue un niño o un varón.

El 40 por ciento de los asesinatos de mujeres fue cometido por la pareja de la víctima, y otro 28 por ciento por la expareja.

En un 10 por ciento de los casos el agresor era familiar de la víctima, y en otro 16 por ciento el victimario era conocido o del círculo íntimo de la mujer.

El 30 por ciento de las mujeres víctimas fueron asesinadas con un arma blanca, otro 26 por ciento con un arma de fuego, un 17 por ciento más a golpes, otro 13 por ciento asfixiadas y ocho por ciento quemadas.

Mumalá reclama al Poder Ejecutivo que se declare la emergencia nacional en violencia de género a través de un proyecto que priorice medidas económicas de contención, junto a la posibilidad de que las víctimas puedan alejarse del entorno de violencia en el que viven por medio de alojamientos o refugios habilitados a tal fin.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO