Asegurados presuntos agresores de patrullero en estación Transmilenio

Asegurados presuntos agresores de patrullero en estación Transmilenio

16 de mayo del 2017

José Hinestrosa Mejía y Juan Carlos Leal Castro fueron asegurados en establecimiento carcelario y con detención domiciliaria, respectivamente,  por los delitos de tentativa de homicidio agravado y violencia contra servidor público.

Los hechos por los que se les acusa ocurrieron el pasado 6 de mayo, en horas de la noche, cuando el patrullero Edwin Sebastián Montes Torres ingresó a un bus articulado en la estación de La Granja, noroccidente de Bogotá, para solicitarles a los dos sujetos que bajaran del vehículo y preguntarles por unos hechos ocurridos minutos antes en la estación de Quirigua, donde Leal Castro ingresó sin pagar el pasaje. Una funcionaría del sistema de transporte les solicitó que cancelaran el pasaje pero los hombres se negaron y uno de ellos la empujó.

Los hombres se negaron a bajar del articulado y entre ambos, al parecer, atacaron al uniformado. Mientras Leal Castro lo golpeaba en el rostro, el otro le habría propinado varias heridas con un arma blanca que tenía en un bolso. El patrullero resultó herido en su brazo y su mano izquierda.

Cuando los dos sujetos intentaron salir de la estación, fueron retenidos por la comunidad hasta que llegó el refuerzo de la Policía Nacional que los capturó.

En las audiencias realizadas para la fecha de los hechos, un juez declaró ilegal la captura de Leal Castro, mientras que a Hinestrosa Mejía se le imputó el delito contra servidor público y quedó en libertad.

No obstante, bajo la coordinación de un fiscal del grupo Gespol de la Dirección Nacional de Seccionales y Seguridad Ciudadana, que asumió el caso, se logró la recaptura de los hombres este 15 de mayo, para adicionar a la imputación el delito de tentativa de homicidio agravado para José Hinestrosa Mejía y para formular cargos contra Juan Carlos Leal Castro.

Hoy, en la URI de Puente Aranda, el Juez 82 con función de control de garantías legalizó las capturas, avaló la imputación hecha por la Fiscalía y dictó las medidas. Ninguno de los procesados admitió su responsabilidad.