Asesinan a grafitero colombiano en Argentina

Facebook

Asesinan a grafitero colombiano en Argentina

1 de agosto del 2018

Cristian Felipe Martínez vivía en Argentina junto a su hermana hace tres años, salió de Colombia para establecerse en ese país. Este 31 de julio, junto a dos amigos, salió para pintar unos graffitis, su hobbie, cerca de la avenida Córdoba de la localidad de Almagro en Buenos Aires.

Encontraron un lugar en las paredes de una bodega, aparentemente para alcanzarlas, los jóvenes se subieron a una casa vecina de un piso. Hicieron su trabajo y luego decidieron bajar, de nuevo por el techo de la vivienda, pero cuando Cristian descendió el habitante de la casa, identificado como Christian Jesús Arbaje, lo vio y empezó a dispararle.

El joven le gritó que se calmara, que él solo estaba pintando grafitis y no robando, como creía Arbaje. Pero el atacante no escuchó las palabras del joven y continuó disparándo, le propinó tres disparos. Uno de ellos le dio en la yugular y lo tiró al piso.

Los amigos de Cristian llamaron una ambulancia que lo condujo al hospital Durand pero ingresó horas después de su llegada. La hermana del joven aseguró a medios locales que el dictamen médico indicó que el deceso se produjo por tres impactos de bala.

Cristian Felipe Martínez tenía 17 años de edad y trabajaba como barbero en Buenos Aires, salía en ocasiones a pintar graffitis como pasatiempo y, según su hermana, hasta esta ocasión no habían tenido problemas con la Policía u otras personas.

El agresor fue capturado y llevado a la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal acusado de homicidio agravado con arma de fuego. En la casa fue encontrado todo un arsenal de armas, según describe el diario local El Clarín, las autoridades hallaron 47 cartuchos a bala calibre 22 largo, un proyectil encamisado deformado, un arma de acción neumática calibre 4.5, 86 balines y dos cartuchos a bala calibre 22 corto.

El fiscal Troncoso y la comisaria novena acogieron la investigación, según determinaron, Arbaje pensó que los jóvenes eran ladrones, sin embargo, la víctima no contaba con armas.