Sobrevivió cinco días solo luego del asesinato de su madre

29 de agosto del 2018

Las autoridades de Cúcuta se encuentran en la investigación del homicidio de Jennifer Ramírez Rivero de 40 años. Este caso se registró en el centro de la ciudad, en el edificio Spannis donde encontraron el cuerpo de la modelo de origen venezolano. De acuerdo con las primeras investigaciones, Ramírez habría sido asesinada el pasado lunes […]

Bogotá

Las autoridades de Cúcuta se encuentran en la investigación del homicidio de Jennifer Ramírez Rivero de 40 años. Este caso se registró en el centro de la ciudad, en el edificio Spannis donde encontraron el cuerpo de la modelo de origen venezolano.

De acuerdo con las primeras investigaciones, Ramírez habría sido asesinada el pasado lunes festivo en horas de la noche, sin embargo fue hallada el viernes 24 de agosto en horas de la tarde debido a las constantes denuncias realizadas por los vecinos que percibieron los malos olores provenientes del lugar.

Este hecho atroz dejó a un menor de dos años que al parecer, habría sido testigo del asesinato de su madre, cinco días encerrado en la vivienda sin agua ni alimentación. Esta situación se solucionó luego de que la Policía encontrara el cadáver.

El coronel Javier Barrera, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, en diálogo con RCN comentó que “se está realizando la respectiva investigación de lo que sucedió realmente. En la escena del crimen encontramos a un niño de dos años junto al cadáver de su progenitora, con alto nivel de desnutrición”.

Según el coronel, la mujer habría muerto por asfixia mecánica, “al parecer fue estrangulada” agregó.

Pese a la gravedad del asunto, hasta el momento se desconocen quiénes serían los autores del homicidio, aunque según testigos, un hombre de piel morena estaría acompañando a la víctima de manera recurrente.

Por otra parte, mientras se registró el sepelio de la víctima, los familiares y amigos desmintieron la primera versión registrada por la Fiscalía, en donde según ellos se habría tratado de un robo puesto que al entrar a la vivienda, en la inspección, se reportó que las habitaciones se encontraban revolcadas y no había ningún elemento de valor.

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Mujer de Norte de Santander, este sería el décimo feminicidio registrado en lo que va del 2018 en el departamento, es decir tres registros más a comparación del 2017. De estos 10, 5 habrían sido a mujeres venezolanas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO