Policías han asesinado más latinos que afroamericanos en Los Ángeles

Policías han asesinado más latinos que afroamericanos en Los Ángeles

1 de marzo del 2016

La Policía de Los Ángeles asesinó quince personas de origen latino en 2015, mientras nueve fueron afroamericanos, reveló un informe elaborado por el mismo cuerpo policial.

El estudio dice que ese año se registraron 38 asesinatos, responsabilidad de la policía. Ocho de las víctimas, todas negras, fueron halladas con heridas de bala. El 9% de la población de Los Ángeles es afroamericana.

La investigación informa que cerca de la tercera parte de las víctimas de la Policía de Los Ángeles padecía problemas mentales asociados con ira, bipolaridad, depresión, ataques de pánico, y desórdenes obsesivo compulsivos.

Agrega que debido al número de personas con problemas mentales involucrados en estos casos de desorden público, el uso de teasers y otras armas no letales como el gas pimienta son los principales recursos usados por los oficiales para reaccionar en estos casos.

El 15% de las personas muertas estaban bajo las influencias de las drogas y el alcohol, además de amenazar a los presentes con armas de fuego.

El estudio se publicó en la mañana de este martes. Es un análisis profundo y descriptivo sobre en qué momento los oficiales de la policía tuvieron que recurrir a la fuerza o usar sus armas de dotación durante peleas de vecinos o callejeras.

En contraste, el subjefe de departamento de policía, Michael Moore, afirma que “al fin de cuentas los casos en los que se usa la fuerza o se recurre al uso de armas de dotación es extremadamente raro”.

Un gran número de estas “masacres”, como las llama la comunidad afro en Estados Unidos, ha generado una gran controversia ya que en la mayoría se muestra que el uso de la fuerza o de armas de fuego es totalmente innecesario por parte de la autoridad.

Uno de los casos más recientes fue el asesinato de un habitante de calle, de origen afro, muerto a manos de un policía en las playas de Venice, Santa Monica.

Se espera que la junta del Departamento de Policía de Los Ángeles haga una comparación del informe con un análisis sobre el uso excesivo de la fuerza, elaborado por el inspector general de la misma oficina, Alexander A. Bustamante.

Como conclusión el informe arroja que en 2015 se presentaron 1.5 millones de casos de violencia en los cuales menos de 2000 terminaron con uso excesivo de la fuerza por parte de la autoridad.