El macabro crimen de una menor indígena en Risaralda

4 de julio del 2019

La niña fue encontrada con más de diez puñaladas en el cuerpo.

El macabro crimen de una menor indígena en Risaralda

Wikimedia

Las autoridades están tras la pista de los otros dos responsables del cruel asesinato de Maricela Niaza Estua, la menor de 14 años que pertenece a la comunidad Emberá Chamí y que fue hallada muerta el pasado viernes en un cafetal de la finca Buenavista, ubicada en la vereda Miraflores del muncipio de Mistrató, Risaralda.

Escuche las noticias más importantes del día:

KienyKe.com habló con el coronel de la Policía José Daniel Gualdrón, quien dio detalles sobre los macabros hechos que rodearon la muerte de la niña.

Gualdrón mencionó que Maricela desapareció a las 10:00 de la mañana de ese día y su cadáver fue encontrado hacia las 4:00 de la tarde, a menos de 300 metros de la casa en la que vivía junto a sus padres, indígenas que se encargaban de labores de cuidados de la finca.

Comentó que el cuerpo tenía varias heridas con arma blanca, más de diez, y que dos de ellas fueron mortales: una precordial y otra hacia la altura del cuello. El policía agregó que la menor no tenía signos de abuso sexual.

Gualdrón comentó que en la misma noche de ese viernes se dio inicio a las labores de investigación, que asimismo se realizaron varias entrevistas, con las que se pudo esclarecer que Maricela se encontraba sola con su hermano de dos años cuando ocurrió el crimen.

Un primer capturado

El alto oficial indicó que la presión de la policía judicial hizo que al siguiente día se entregara voluntariamente Jesús Alberto Rodríguez Ospina, quien aceptó su responsabilidad en los hechos.

“Las entrevistas, los testimonios y los allanamientos hicieron que el sujeto se diera cuenta que ya lo teníamos identificado y decidiera contar todo ante la justicia. Él mismo nos dio su ubicación y contó algunos detalles de su participación”, dijo.

Explicó que a Rodríguez Ospina lo conocen como alias ‘Chucho’, que es un hombre de 30 años, consumidor de sustancias psicoactivas. “Él frecuenta el sector de Mistrató. No hace parte de la comunidad indígena. Se encontraba allí porque andaba en búsqueda de trabajo”.

La primera hipótesis

Según le dijo el coronel a este medio, ‘Chucho’ confesó no haber sido el único en ultimar a la menor; narró que estuvo acompañado de otras dos personas.

Al parecer a Rodríguez le habrían pagado una suma de 300 mil pesos para asesinar a Maricela, con el fin de amedrentar a sus papás. Él habría sido la persona que sacó a la niña de la casa y la llevó hacia el cafetal, para finalmente ser apuñalada por otra persona.

Sin embargo, se manejan otras hipótesis: “se dice que es por tema de hurto, por sacar a la familia de esa finca o por otros problemas que todavía son materia de investigación”, sostuvo Gualdrón.

Aseguró que la policía ya está tras la pista de las otras dos personas, el autor material e intelectual, y que solo faltan las órdenes de captura que remite la Fiscalía General en su contra.

‘Chucho’ aceptó los cargos que le fueron imputados y mientras se sigue con el proceso de indagación, estará tras las rejas de una cárcel de Risaralda.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO