Asesinaron a su hijo de diez años por ser homosexual

Asesinaron a su hijo de diez años por ser homosexual

12 de julio del 2018

El menor de diez años identificado como Anthony Avalos, falleció en un hospital debido a las torturas y malos tratos de los que fue víctima por parte de sus padres luego de decirles “me gustan los niños”. Los hechos ocurrieron en Lacaster, California, Estados Unidos.

Todo apunta a que los culpables serían la madre identificada como Heather Maxine Barron, de 28 años, y su novio Kareem Ernesto Leiva, de 32, quienes podrían, si se encuentran culpables, pagar entre 22 y 32 años de cárcel por los delitos de tortura y asesinato.

De acuerdo con lo que detallan los documentos judiciales, el menor fue víctima de abusos constantes durante aproximadamente seis días antes de fallecer.

Los tratos iban desde golpes en las piernas y glúteos con correas de plástico, obligarlo a comer salsa picante, encerrarlo a oscuras, prohibirle el uso del baño, hasta azotarlo contra el piso.

A pesar de todo lo anterior, el maltrato ahí no se detenía, algunos de los hermanos del menor fueron obligados a formar parte de los abusos, forzándolos a pelear con él y vigilando que se quedara de rodillas sobre granos de arroz durante horas. También se notificó que era quemado con cigarrillos e insultado de manera homofóbica por parte de la pareja.

El pasado 20 de junio, Anthony se desmalló y su madre llamó a la línea de emergencias a reportar el caso y posteriormente trasladarlo al hospital.

Sin embargo, al llegar al sitio, el menor no contaba con signos vitales. Tenía una hemorragia cerebral, hematomas en el cuerpo y diferentes torturas que se le plasmaban en la piel, según dice la acusación que fue presentada ante la corte por Jonathan Hatami, vicefiscal del distrito en Los Ángeles.

El menor estuvo durante varios meses alejado de su casa y volvió luego de que los familiares recibieran asesoría del caso. De acuerdo con información de diarios internacionales, otros tres hermanos, todos hijastros de Leiva, también habrían sufrido malos tratos.

Las autoridades enviaron a los siete menores, cuyas edades van desde los 11 meses hasta los 12 años, con trabajadores sociales.

En el caso de los presuntos culpables, se les impuso una fianza de dos millones de dólares a cada uno y en agosto deberán enfrentar la audiencia y, de ser hallados culpables, podrían pasar el resto de su vida en la cárcel.

Este caso se suma al de Gabriel Fernández, menor de ocho años que murió como consecuencia de la tortura de la cual fue sometido por parte de su padrastro, con la complicidad de la madre. Los maltratos se realizaron por intolerancia debido a que creían que era homosexual.

Respecto al caso de ‘Gabrielito’, como era conocido el menor, entre los argumentos tenidos en cuenta para dictar el veredicto está el examen forense, el cual demostró que el pequeño era obligado a comerarena para gato. Además peritos confirmaron mediante pruebas de ADN que las manchas de sangre encontradas en el apartamento del hombre correspondían a la víctima.

Luego de cumplirse cinco años de la muerte del menor de ocho años, la Fiscalía del condado de Los Ángeles dictó la sentencia contra estas personas.

Pearl Sinthia Fernández, de 35 años, madre del pequeño y quien fue sentenciada a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, mientras que supareja,Isauro Aguirre, de 37 años,fue sentenciado a pena de muertepor el juez de la Corte Superior del condado de Los Angeles, George Lomeli.