38 años de cárcel para asesino de estudiante de la Tadeo

19 de marzo del 2019

La hirió más de 90 veces con un arma blanca.

38 años de cárcel para asesino de estudiante de la Tadeo

El Juzgado 8 Penal del Circuito de Ibagué estableció que Juan Camilo Carvajal, responsable del estremecedor homicidio de la estudiante de Comunicación Social Paula Melissa Aguirre, tendrá que pagar 38 años y 4 meses de cárcel por feminicidio agravado.

Haber sido una estudiante destacada, al punto de ganarse una beca en el programa gubernamental Ser Pilo Paga, quedó frustrado por la violencia del asesino. Juan Camilo, quien había sido su novio durante algunos años, pero que tal vez quería que ella le perteneciera para toda la vida. La asesinó en su propia casa, tan solo unos días después de haber terminado la relación.

A mediados de 2018, Paula Melissa se encontraba de vacaciones en Ibagué, su tierra natal, luego de haber cursado otro semestre más de Comunicación Social y Periodismo en la universidad Jorge Tadeo Lozano, donde estaba gracias a un programa gubernamental. Allí, la joven de 19 años era reconocida por sus allegados por su gusto por la carrera y su participación en el equipo de voleibol.

El 14 de junio, Juan Camilo arribó a la casa de Paula Melissa. Esta lo dejó entrar, aparentemente, sin poner resistencia y un rato después él salió solo, con manchas de sangre en la ropa y tratando de limpiarse con un trapo los restos de ese líquido que permanecían en su cuerpo.

Para entender un poco lo que sucedió adentro de la casa, las autoridades comentaron que habían logrado determinar con certeza que el agresor había propinado a su expareja más de 90 heridas con un arma blanca. El registro de las cámaras de seguridad de esa zona del barrio Villa Teresa, donde se dieron los hechos, dejaba claro que fue el último en verla con vida.

Después de salir del lugar de la agresión, el homicida llamó a su exsuegra y le contó parte de lo que había pasado. Horas más tarde, estaba enfrentándose a las autoridades en un tribunal y siendo asegurado en una cárcel. En ese entonces, Juan Camilo tenía 20 años y hacía parte de las Fuerzas Armadas. La mató un día de descanso.

Cuando se conoció el crimen, la universidad de Paula Melissa, de 19 años, realizó una masiva ceremonia a la que asistió su madre, sus amigas y amigos y el resto de la comunidad estudiantil a pedir un cambio social que no permitiera que estas situaciones fueran tan comunes en el país. Ese día, con cientos de velas blancas encendidas, todos se unieron bajo la frase “ni una menos, vivas las queremos”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO