Policía le habría dado siete tiros a su comandante

29 de septiembre del 2016

Arnoldo Alirio Chalacán llevaba 29 años en la institución.

Policía le habría dado siete tiros a su comandante

En el municipio de Tangua, Nariño, se presentó un presunto caso de intolerancia entre dos integrantes de la Policía Nacional.

Lea también: Ellos son los fleteros que mataron a Jeison Méndez en Kennedy

Arnoldo Alirio Chalacán llevaba en la institución 29 años de servicio. Su vida terminó de la peor manera, no por un delincuente sino por un patrullero que le habría dado siete disparos a quemarropa.

Al parecer, el asesinato se produjo por una discusión entre los uniformados. Alirio habría llamado la atención al joven, Edier Chichanganá Solarte.

Los motivos no son claros, porque en ese momento no había personas en presencia de la situación. Los disparos fueron los encargados de acercar a otros agentes de la Policía. Aunque intentaron ayudarlo fue inútil porque la cantidad de tiros fueron suficientes para terminar con su vida en un instante.

Además le puede interesar: Venezolano se suicida en el aeropuerto El Dorado tras perder su vuelo

Chalacán había llegado con su familia a Tangua para bajar los índices de violencia en la zona. Su desempeño parecía tener los resultados esperados para la institución. De hecho, el alcalde del municipio, Carlos Guerrero, lamentó la situación: “Es muy triste lo que pasó, lo conocíamos desde hace varios años y era una persona muy trabajadora. Solicitamos a todos los que convivimos en esta localidad que haya respeto y tolerancia”.

Lea también: Ató a su madre a una silla por días hasta que murió

La familia del nacido en el municipio de Puerres, sur de Nariño, quedó conmocionada ante la inesperada pero trágica situación que acabó con la vida del comandante de 49 años.

Edier fue detenido y quedó a disposición de las autoridades para establecer el porqué de los hechos. En caso de ser declarado culpable del asesinato, su condena podría dejarlo sin libertad por muchos años.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO