El crimen de Sharick Buitrago y otros que enlutan al país

14 de julio del 2019

En el año han sido asesinadas más de diez menores de edad.

El crimen de Sharick Buitrago y otros que enlutan al país

Colombia todavía está conmovida por el cruel asesinato de Sharick Alejandra Buitrago, la menor de diez años que fue hallada muerta en una caneca de basura el pasado miércoles en el municipio de El Retorno, Cauca. Su presunto asesino ya está tras las rejas y las autoridades están en el proceso de esclarecer todos los detalles del crimen.

Este no es el único caso que se ha presentado este año en el país. La situación de violencia en contra de los menores de edad es alarmante. Es por eso que la ciudadanía se debate hoy la posibilidad de condenar a cadena perpetua o a pena de muerte a los asesinos y violadores de niños y niñas en el país.

Maricela Niaza Estua

En pasados días se presentó un aberrante caso en Mistrató, Risaralda. Maricela, una menor de 14 años perteneciente a la comunidad Emberá Chamí, fue encontrada muerta en un cafetal con más de diez puñaladas en su cuerpo. No tenía signos de abuso sexual.

Había sido reportada desaparecida horas antes y hacia las 4:00 de la tarde se informó de su deceso.

Un día después de su muerte, un sujeto se presentó ante las autoridades para confesar el atroz asesinato. Mencionó que en el hecho participaron otras dos personas y que una de ellas había pagado una suma de 300 mil pesos para matarla, con el fin de amedrentar a sus papás.

Las tres personas ya se encuentran a disposición de las autoridades. Sus alias son: ‘Chucho’, ‘Cola de rata’ y ‘Perolo’.

Julia Morales Velasco

El cuerpo sin vida de Julia Morales Velasco fue encontrado en horas de la tarde del domingo 12 de mayo en un potrero cercano al río Piendamó, en el municipio de Silvia, del departamento del Cauca.

La menor de 15 años, quien pertenecía a la comunidad indígena Misak, yacía desnuda y con signos de violencia. Tenía indicios de haber sido golpeada en varias partes de su cuerpo.

Horas antes de su muerte, la niña había salido de su casa y había asistido a un baile en el que compartiría con otros jóvenes del municipio.

Hasta el momento las autoridades no han dado más información sobre los responsables de este hecho.

Emely Suleima Rivera Barrero

Este año también se presentó otro doloroso caso Santander de Quilichao. Emely, una menor de 11 años desapareció en horas de la tarde del martes 14 de mayo y 24 horas después su cuerpo desmembrado fue hallado en un costal, cerca a la casa en donde vivía.

Según las autoridades, la menor murió por sofocamiento. Al parecer, Emely fue asesinada como represalia de un grupo de criminales que intentó cobrar una extorsión a sus padres.

Un hombre identificado como Luis Javier Ruiz Díaz se encuentra en la cárcel por ser el presunto responsable del cruel asesinato.

María José Ortega Ballestas

La muerte de María José, de tan solo seis años, estremeció a la ciudad de Barranquilla. La última vez que la menor fue vista fue jugando con sus amigos a las afueras de su casa, pero jamás regresó.

Horas después, su cuerpo sin vida fue encontrado en aguas residuales al suroccidente de la ciudad. Estaba cubierto por bolsas negras y por unas ramas, con el fin de que nadie se percatara del cadáver.

Lo más indignante y aterrador de su caso es que habría sido su propio tío, Gimy Jose Chapman, el que planeó el crimen. Según se ha establecido en las investigaciones, él le pagó 500 mil pesos a un menor de 16 años, conocido como ‘Randy’, para que asesinara a la niña.

La justicia todavía se encuentra en el proceso de esclarecer el caso.

Rosmery Castellón

Sin duda el crimen de Rosmery Castellón ha sido uno de los que más ha generado indignación en el país. No solo por la crueldad de los hechos, sino también por las fallas que presenta el sistema penal y carcelario del país.

Su abusador y asesino se llama Élver James Melchor Bañol, un recluso del Complejo Carcelario y Penitenciario de Ibagué-Coiba que ese día recibió un permiso de 72 horas, tiempo que aprovechó para cometer su macabro plan.

Cuando la menor llegó del colegio, Melchor la interceptó, abusó de ella sexualmente y la asfixió. Cuando las autoridades la encontraron, su cuerpo estaba de medio lado, tenía la cabeza amarrada dentro de una tula, sus senos estaban expuestos y en las piernas tenía varias cortadas.

Melchor fue capturado y fue condenado a 60 años de prisión, pena máxima establecida en Colombia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO