Quería hijos y asesinó a su amiga

31 de agosto del 2018

Christine Lyons de 47 años, fue sentenciada a 30 años de prisión por el asesinato de Samantha Kelly. Los hechos se presentaron en el 2016 en Australia. De acuerdo con la información brindada por los medios de ese país, Lyons habría cometido el crimen debido a que ella fue diagnosticada como estéril y quería los […]

Quería hijos y asesinó a su amiga

Christine Lyons de 47 años, fue sentenciada a 30 años de prisión por el asesinato de Samantha Kelly. Los hechos se presentaron en el 2016 en Australia.

De acuerdo con la información brindada por los medios de ese país, Lyons habría cometido el crimen debido a que ella fue diagnosticada como estéril y quería los hijos de la víctima.

Los menores tenían 11 meses, 4, 5 y seis años. Para cometer este delito la mujer habría cambiado la identidad de los menores para no generar ningún tipo de sospecha.

Según las primeras investigaciones, Christina y Samantha convivían juntas y por esto fue más fácil ocasionar la muerte. Lyons le pidió ayuda a su primo Ronald para realizar el hecho.

Este plan criminal que tenía la pareja, consistía en ofrecerle a la víctima un cóctel con sedantes para que esta muriera por una sobredosis. Pese a la cantidad de droga suministrada, Samantha no murió.

Al pasar tres días y notarse que las drogas no habrían logrado el efecto que pensaron desde un principio, la mujer le exigió a su primo que acabara de manera definitiva y posteriormente “cumpliera su sueño de ser madre”.

Ronald, siguiendo las órdenes de su prima, se dirigió hasta la vivienda de la víctima y sin dejar que ella se defendiera la golpeó de manera sistemática con un martillo en su cabeza, causándole la muerte.

La víctima fue reportada como desaparecida en enero del 2016 y su cuerpo fue encontrado en un matorral al sudeste de Bendigo (ubicada a 150 kilómetros de Melbourne), un mes después.

Stephen Haye, un juez de la Corte Suprema aseguró que Chrisrtine era la autora intelectual de un asesinato premeditado, calculado y planeado. Además, estaba involucrada en la administración de cada etapa del crimen.

Por otro lado y siguiendo la línea de culpabilidad, su primo Roland, fue sentenciado a 12 años y 6 meses de prisión por la ayuda con el asesinato.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO