Mató a sus padres en la habitación de su universidad

Mató a sus padres en la habitación de su universidad

3 de marzo del 2018

Con apenas 19 años de edad y  problemas comprobados con el uso de narcóticos, un joven fue capturado en Estados Unidos luego de que según un informe de la Universidad Central de Michigan, ocasionó un tiroteo en dicho recinto y asesinó a sus padres en una de las residencias que tiene el campus.

Los hechos, que se presentaron el pasado viernes 2 de febrero, hicieron que las autoridades de ese país desplegaran un operativo con más de cien hombres para localizar al estudiante James Eric Davis, a quien se le atribuyó el hecho.

El joven, un afroamericano que cursaba estudios en la Universidad de Michigan y tiene serios problemas de drogadicción, había estado la noche anterior al suceso recluido en una clínica por haber registrado unos comportamientos diferentes a los habituales, y despertó la atención de las autoridades de la institución, que consideraron que tenía una alta dosis de drogas en su cuerpo.

Según el informe policial, el día del tiroteo, el estudiante estaba en su habitación con sus familiares mientras empacaban sus pertenencias para un viaje que tenía programado durante un receso de nueve días, cuando David disparó, con el arma de su padre, que era oficial de la Policía, y lo asesinó a él y a su madre para luego huir hacia el norte, dejando como evidencia algunas de sus prendas de vestir en el camino.

Comenzó la búsqueda de las autoridades con las pocas pistas que se obtuvieron, gracias a las cámaras del recinto, por lo que el rastro estaba perdido, hasta que un operador de trenes hizo el reporte de que vio a alguien parado cerca de las vías del tren a eso del medio día del sábado 3 de marzo.

Al momento de su arresto, autoridades decidieron regresarlo al hospital porque parecía hipotérmico y sin sentido, por lo que se le llevó al centro médico para realizarle pruebas de salud. 

El arma usada en el asesinato era propiedad de James Eric Davis Sr, padre del joven, quien se desempeñaba como agente de policía de medio tiempo en el suburbio de Bellwood, en Chicago.

Al parecer, el suceso estaría relacionado con una situación de índole doméstica.

Con este, son 17 los casos de tiroteos presentados en el país durante 2018, lo que tiene en pleno debate las normas para la utilización de armas en los Estados Unidos.