Asesino de Maryvale sigue suelto

Asesino de Maryvale sigue suelto

20 de marzo del 2017

El 17 de marzo de 2016, en Phoenix, Arizona, fue asesinado un joven de 16 años mientras caminaba por una calle. De marzo a julio hubo 11 tiroteos más, en los que murieron otras siete personas. De acuerdo con las autoridades, todo indicaba a un mismo responsable.  Sin embargo, a la fecha no hay capturados por el asunto. Además, el que fuera sospechoso, hoy está muerto.

Entonces fueron llamadas de los ciudadanos las que alertaron sobre un posible sospechoso. Sin embargo, el hombre fue abatido en un robo y nunca se pudo comprobar si tenía o no qué ver con los asesinatos.

“Es una persona que estuvo involucrada en un crimen, esto ocurrió en otra ciudad, los detectives trataron de conectar a esta persona con este crimen…La posibilidad de que no sea es más alta que la posibilidad de que si fuera el que cometió esos crímenes.

Estamos investigando varias posibilidades, eso lo que tenemos ahorita, al instante no tenemos un arresto”, expresó Mike Fischer, vocero de la policía.

Ante la imposibilidad de dar con el criminal, agencias estatales y federales de investigación unieron esfuerzos pero fue infructuoso. Patrullaban las calles, reunían testimonios,  revisaron cámaras de vigilancia, pero nada. Lograron entonces sacar un retrato hablado de un hombre de quizás 25 años, pelo corto, moreno, pero nadie dijo haber siquiera visto a un tipo así. La recompensa de 75 mil dólares tampoco ayudó mucho.

Lo único sobre lo que los detectives tenían mediana claridad era sobre el modus operandi del asesino. Se sabía que usaba un arma semiautomática 9 m.m., que atacaba desde la ventana de un automóvil, por lo que era posible que no actuara solo. La mayoría de víctimas eran personas que estaban cerca o saliendo de un carro. Actuó en barrios residenciales de Maryvale, en Phoenix. Nunca usa el mismo auto para sus ataques.

De los siete muertos, cuatro eran de origen latino.  Se sabía que el asesino centraba sus ataques sobre esa población especialmente.

“Si pasa un año o si pasan 10 años, vamos a buscarlo hasta que lo encontremos. Todos estos incidentes ya estaban bajo investigación, pero ahora han sido incluidos en la serie de crímenes violentos vinculados y reportados previamente”, ha dicho la policía.

Actualmente, oficiales y voluntarios patrullan las calles de día y de noche, especialmente las de Maryvale, el barrio latino que más ataques ha tenido. No hay muchas pistas, aún, sobre el culpable. Lo único que hay de él es una estela de miedo que ha dejado en la comunidad de Phoenix.