Solo maté a cuatro personas, dice asesino de Guarne

22 de junio del 2016

La frialdad del asesino de Guarne.

Solo maté a cuatro personas, dice asesino de Guarne

El fin de semana la noticia estremeció. Jaime Iván Martínez Betancur, de 44 años, había matado a 20 personas en Guarne, municipio del departamento de Antioquia.

Fue lo que él mismo le dijo a los policías judiciales que buscaban a una mujer identificada como María Gladys Arango Cuervo, que había desaparecido misteriosamente el pasado 25 de enero.

Lea también: Asesino serial colombiano confesó haber matado a 20 personas

Cuatro días después, Betancur se retractó. “Solo maté a mi compañera, mis hijastros y su amiga”. Según su testimonio, mató a cuatro, no a 20 como lo dijo inicialmente.

Con frialdad, explicó porque había dicho lo que dijo. Supuestamente, fue una estrategia para generar temor.

“Le dije a un sapo infiltrado que tenían aquí y que se estaba endiosando diciendo que yo había cometido cincuenta mil crímenes y yo por generarle temor como el me lo estaba generando a mí le dije que yo he hecho 50 mil cosas” enfatizó.

En su testimonio, Betancur habló de los cuatro asesinatos que cometió “ La verdad, yo maté a mi compañera, a mis dos hijastros y la amiga de mi compañera porque ella le hacia los cuartos y me llene de ira y los maté”.

“No tengo otro crimen encima además de esos cuatro, soy inocente de todo lo demás que me adjudiquen”, indicó el hombre de 44 años quien está en poder de las autoridades desde la semana pasada.

Los investigadores llegaron hasta la finca del hombre gracias a versiones de testigos que indicaron que habían visto a la mujer en compañía de un campesino de la zona y en cercanía a la finca de Martínez Betancurt, de 44 años.

María Gladys tenía 50 años y trabajaba en la Personería local. Según lo narró su hijo, el día de su desaparición se despidió de él para ir rumbo al trabajo a donde nunca llegó, tampoco regresó a su casa.

Martínez Betancurt fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario. La fiscalía imputó el delito de desaparición forzada y cuando los cuerpos sean encontrados y tras la confesión del capturado se le imputará el delito de homicidio.

“No mostró ningún remordimiento, solo dijo que los había matado y que los había enterrado en la misma finca en la que vivía”, dio a conocer el director de seguridad ciudadana de la fiscalía, Luis González León.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO