Así mataron a tres hombres en el norte de Barranquilla

Foto: Imagen referencial Shutterstock/ ladrones mueren en atraco fallido

Así mataron a tres hombres en el norte de Barranquilla

4 de Mayo del 2017

El carro Ford Fiesta de placas DHL414, color negro, se detuvo en el semáforo de la calle 93 con carrera 45, en el norte de la ciudad de Barranquilla, dentro del cual había tres ocupantes.

Un vehículo se le adelantó y le cerró el paso. El semáforo cambió. Antes de que Wilfrido Barceló Cervantes, de 26 años, conductor del Ford, pudiera reaccionar, una motocicleta en la que iban dos hombres jóvenes, se detuvo por el lado del conductor. El parrillero de la moto se bajó y en cuestión de segundos accionó su arma de fuego en contra de todos los ocupantes del carro.

Al lado de Barceló, en el asiento del copiloto, iba Rengifo Bautista, de 31 años, y en la silla trasera estaba Wilson de Jesus Montoya Bedoya, que tenía 40.

Cuando el sicario empezó a disparar, el carro que había cerrado el paso emprendió la huida y Wilfredo aprovechó ese momento para poner el carro en marcha e intentar escapar de la muerte, pero un par de balas ya lo habían impactado y mal herido perdió el control del auto, que terminó estrellado contra el barandal de un almacén de cadena.

Cuando los asesinos vieron que sus víctimas habrían quedado con vida, el hombre que tenía el arma de fuego en sus manos corrió hace el carro negro y remató a los tres hombres que aún seguían dentro del carro.

Wilfrido Barceló recibió en total seis impactos de bala, y murió instantáneamente, su copiloto también murió dentro del carro, con un impactó que ingresó por el pómulo. Montoya Bedoya recibió tres disparos en el estómago, pero quedó vivo.

Cuando los dos sicarios emprendieron la huida, Montoya, con ayuda de transeuntes, logró bajarse del carró y abordó un taxi  que lo llevó a la clínica Altos de San Vicente, donde murió horas más tarde.

Un hombre que pasaba por el lugar y que no tenía nada que ver con el hecho, recibió un impacto de bala, quedó herido, fue trasladado a un centro asistencial y actualmente se recupera de las heridas.

Las autoridades están investigando los hecho y aún no tienen claros los móviles del hecho. Según lo informado por medios locales, Montoya Bedoya, el último de los muertos, tenía anotaciones judiciales por los delitos de lesiones personales culposas y de contrabando.