Así operaba el pastor cristiano que abusaba de niños

Así operaba el pastor cristiano que abusaba de niños

5 de Marzo del 2016

Lo primero que Javier Barbosa Cañizares hacía era ganarse la confianza de los padres de los niños que eran sus víctimas. Le quedaba fácil hacerlo por su investidura de pastor de la iglesia movimiento misionero mundial.

Según una de las denuncias que conoció KienyKe.com, el hombre, aprovechando la confianza que los cristianos de su iglesia le otorgaban, buscaba hacerse íntimo amigo de las familias miembros de la comunidad. Así logró acercarse a más de un menor de edad.

El pastor, con la excusa de estudiar el evangelio, visitaba la casa de los cristianos donde habitaban las niños que él visualizaba como víctimas.

El hombre se quedaba hasta tarde para que amablemente le brindaran posada. Esa escena la repitió constantemente, según la denuncia que interpusieron algunos allegados de las víctimas. El pastor aprovechaba las noches para abusar de los niños.

Según confesó una de las víctimas el hombre convencía a los menores dándoles dinero y amenazándolos con contar todo a los padres de estos.

La denuncia también dice que el hombre se llevaba los niños para campamentos y los obligaba a sostener relaciones sexuales entre ellos mismos.

También el pastor intimidaba a los menores para que estos no fueran a delatarlo ante las autoridades o ante los miembros de la comunidad cristiana.

Barbosa tenia una vivienda en el municipio de Donjuana, en Norte de Santander, a donde se llevaba a los menores para cometer con ellos toda clase de vejámenes.

El hombre, que fue capturado por el CTI de Panplona, cayó porque el padre de uno de los menores víctimas tomó el telefóno celular de su hijo y vio los mensajes que el pastor le enviaba regularmente, en los que vulgarmente le incitaba a ir a su casa en la Donjuana.

El juez le impuso a Barbosa medida de aseguramiento con detención preventiva en centro carcelario en Pamplona.