Angarita escribió una columna que casi fue un presagio

20 de mayo del 2019

Mayerli Angarita fue víctima de un atentado tras denunciar la vulnerabilidad de los líderes sociales.

Angarita escribió una columna que casi fue un presagio

Cortesía

“De mí se dice que soy la mujer  más amenazada en todo el sur de Bolívar. Lo creen por los dos atentados de los que he sobrevivido, por haber intentado postularme a las elecciones y por caminarle a la restitución de tierras”.

Estas palabras fueron escritas por Mayerli Angarita Robles en una columna de opinión para la revista Semana. La lideresa social jamás imaginó que para la fecha de su publicación, la cifra sería  imprecisas

Cuando muchos de los lectores llegaron a la página de su texto, ya había ocurrido el tercer atentado.

Seguía siendo una sobreviviente.

En el texto, escrito como parte de la campaña de visibilización a líderes sociales, Angarita hizo una descripción casi precisa de los sentimientos que seguramente iban a estar a flor de piel después de este nuevo ataque. Allí confesó que por motivos de seguridad, perdió tranquilidad y hasta cercanía con su familia.

“Opté por asegurar mi casa, ya no solo se trata de mí sino de mí familia (…) A mi padre, por ejemplo, apenas lo veo una vez al año. Se alejó de mí. Soy una amenaza para ellos. “, relató en la publicación.

“Yo no me quiero ir del país”

En el último atentado, ocurrido este domingo 19 d mayo en Barranquilla, Angarita iba con su hija de 14 años, cuando hombres armados le obstaculizaron el paso. Los sujetos intentaron ingresar a su vehículo , pero la reacción de su esquema de seguridad le permitió salir ilesa de este ataque.

“Yo no me quiero ir del país, pero tampoco quiero que me maten. Tengo un esquema de seguridad que me han venido desmantelando”, afirmó en la columna.

A diferencia de otros líderes sociales bajo amenaza, Angarita tiene un dispositivo de seguridad asignado por el Estado que la custodia.

En riesgo por defender derechos

La defensa de la activista pidió a los los organismos manejar como hipótesis el hecho de que actúa en defensa de los Derechos Humanos, desde el colectivo “Narrar para vivir”.

“Una iniciativa que nació de un espiral de barbarie en el patio de una casa. A escondidas de las  Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y la guerrilla. Ellos estaban en medio de su pelea territorial mientras 840 mujeres, víctimas suyas, nos reunimos para ayudarnos a sanar el dolor, empoderarlas y a crear oportunidades económicas para todas”, contó en el texto.

Según el Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo (Indepaz), en lo que va corrido del año han sido asesinados 75 líderes y lideresas sociales en todo el país.

Para la Defensoría del Pueblo entre enero de 2016 y el 22 de agosto del presente año la cuenta de defensores de los Derechos Humanos asesinados llegó a 343.

“Nos están matando sin que a nadie le importe”, sentenció Angarita.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO