Atentado contra testigo clave del caso grafitero, ¿por falta de seguridad?

Atentado contra testigo clave del caso grafitero, ¿por falta de seguridad?

24 de Septiembre del 2016

Tras cinco años de falsos testimonios, dilaciones y el sufrimiento de una familia, el crimen del joven grafitero Diego Felipe Becerra, conocido como el caso grafitero, no se ha esclarecido por completo.

Lea también: Padre de grafitero: Procuraduría beneficia coroneles y genera impunidad

Del caso surgen nuevos interrogantes este sábado, cuando se conoce que el subteniente de la Policía, Nacional Giovanny Tovar, un testigo clave que confesó llevar el arma con la que alteraron la escena del crimen para argumentar que el menor había atracado un bus, fue víctima de un atentado en la madrugada.

Además: Venezolano se suicida en el aeropuerto El Dorado tras perder su vuelo

Según las primeras versiones, un hombre ingresó a la vivienda donde el uniformado reside junto a su familia en la localidad de Kennedy, al suroccidente de Bogotá. El ruido alertó a Tovar, quien se enfrentó al atacante y este terminó por dispararle en una de las manos. Huyó de inmediato por la terraza. No se sabe quién es ni cuál es su paradero.

Le puede interesar: La triste historia de una madre y su pequeña que enluta a Barranquilla

No es nuevo en el caso grafitero

Para Gustavo Trejos, padre de Diego Felipe Becerra, el ataque es consecuencia de la falta de seguridad para los testigos del caso grafitero. En diálogo con KienyKe.com dijo que desde hace más de un año piden protección para ellos, pero al final sus solicitudes solo se quedan en promesas incumplidas.

“Es preocupante, porque llevamos un año pidiendo seguridad para los abogados, para el fiscal y los policías y no se ha logrado. A raíz de eso se han visibilizado poco a poco las amenazas y los ataques”.

Mientras Trejos se queja por la que asegura es una falta de atención, Tovar se recupera en la Clínica de Occidente de Bogotá. Aunque está fuera de peligro, la situación, dice el papá del grafitero, es complicada. En varias oportunidades, él y otras fichas claves han recibido intimidaciones.

“El director de la Policía Nacional, general Jorge Nieto, se comprometió hace un mes y medio en reforzar la seguridad pero son falsas promesas. Insistimos en la protección para todos los testigos”, sostuvo a este medio al afirmar que incluso, les están haciendo seguimiento a las familias de estas personas, empezando por la de Diego Felipe.