Exdirectivos Odebrecht testifican contra José Elías Melo

22 de enero del 2019

Afirman que el expresidente de Corficolombiana sabía de los sobornos.

Exdirectivos Odebrecht testifican contra José Elías Melo

En las audiencias de este 21 y 22 de enero, dentro del juicio que se adelanta contra José Elias Melo, tres exfuncionarios de la firma brasileña Odebrecht coincidieron en afirmar que este como presidente de Corficolombiana conocía los pagos irregulares que se realizaron al entonces viceministro de transporte Gabriel Ignacio García Morales para lograr la adjudicación de la Ruta del Sol II.

El primero en declarar fue Luiz Antonio Mameri, expresidente de Odebrecht para América Latina, quien mencionó en su declaración que antes de la adjudicación del contrato, hubo una serie de reuniones entre los altos directivos del Grupo Aval, Odebrecht y Corficolombiana para “hablar de temas generales de la obra”.

El exfuncionario aseguró que se encontró con José Elías Melo Acosta en más de una oportunidad, lo que contradice su denuncia ante la Fiscalía en el 2017 en la que afirmó que había sido “solo una vez”, porque en la audiencia reconoció que “fueron más encuentros”.

Confesó que en una primera reunión estuvo presente “el señor Sarmiento y una o dos personas más del Grupo Aval”, pero no precisó si hacía referencia a Luis Carlos Sarmiento Angulo o a su hijo Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez. Al igual contó que en dicho encuentro estuvieron altos directivos de Odebrecht como Marcelo Odebrecht y Luiz Antonio Bueno Junior.

“Esta fue una primera reunión en la que los directivos máximos estuvieron presentes y se habló de las oportunidades de nuevos negocios en Colombia. Esa reunión era para que los altos funcionarios se conocieran”, mencionó.

Sostuvo de igual forma que hubo otro acercamiento en las instalaciones del Grupo Aval, en donde de forma general los temas fueron los mismos. “En esta segunda reunión el proyecto ya había sido adjudicado y la obra ya había empezado”, aseguró. Sin embargo, no aclaró si algún otro miembro del grupo financiero tenía conocimiento del pago millonario a García Morales.

En su testimonio, vía teleconferencia con Colombia, aclaró que la denuncia que presentó a la Fiscalía en el 2017 fue en contra del exviceministro de Transporte Gabriel Ignacio García Morales por el pago de 6,5 millones de dólares por parte de Odebrecht para llevarse la licitación de la Ruta del Sol II.

Dijo que entre sus funciones como director de la firma en América Latina estaba supervisar las operaciones y eso significaba hacerle seguimiento a las actividades que hacía la empresa. Así que bajo su cargo se encontraba Luis Antonio Bueno Junior, expresidente de Odebrecht en Colombia, quien era su “subordinado directo” y que fue la persona que acordó la coima con el exministro de Transporte García Morales.

Su papel en todo este entramado de corrupción, según aseguró, fue dar la autorización necesaria para el pago: “Bueno Junior me dijo que había llegado a un acuerdo entre él y el señor Gabriel Ignacio García Morales por el monto de 6,5 millones de dólares para la adjudicación de la Ruta del Sol tramo II. Fue ahí cuando supe del acuerdo y le di mi autorización para que fuera realizado”.

“Supe que Corficolombiana iba a través de Bueno Junior a soportar la parte que le correspondía, cerca del 30% en ese ajuste de cuentas en la construcción del proyecto”, agregó Mameri sobre el papel de la empresa que dirigía José Elías Melo.

En la audiencia, le preguntaron a Mameri: “¿Sabía que la autorización que usted estaba dando era para un acto corrupto”, a lo que él respondió “Sí”.

Al preguntarle el porqué Odebrecht se asoció con Corficolombiana, Luiz Antonio Mameri mencionó que “este era un proyecto bastante grande y que era muy conveniente tener empresas locales que conocían el trabajo que se iba a hacer en el país”.

“Estábamos muy interesados. Estuvimos algunos años sin ningún proyecto, entonces era algo novedoso para nosotros a pesar que ya teníamos operación en el país. Por eso, la intención siempre fue encontrar socios locales para fortalecerlo”, manifestó.

A su turno, Luiz Eduardo Da Rocha Soares, el otro testigo clave, quien era miembro del departamento de operaciones estructuradas de Odebrecht, contó que él fue la persona que realizó los pagos, pero que no sabía para quiénes iban. “No era mi trabajo saberlo, no sabía el porqué de esos pagos. La decisión era de otras personas”, afirmó.

“Mi responsabilidad fue tramitar el pago de los 6,5 millones de dólares por la adjudicación. En ese proceso fue Luiz Antonio Bueno Junior quien me solicitó el apoyo de hacer el giro y me llamó para que yo fuera a Colombia a ayudar en el trámite. Este pago fue autorizado por Luiz Antonio Mameri”, señaló.

Comentó a la audiencia que este pago millonario fue depositado en varias transacciones “por seguridad” y que se hicieron a la cuenta de Enrique y Eduardo Ghisays, quieres eran las personas que tenían el contacto directo con Gabriel Ignacio García Morales para pagarle el soborno.

Al terminar su declaración, aseguró que José Elías Melo Acosta sí tenía conocimiento de la transacción.” Yo supe que José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana, sabía del pago de 6,5 millones. Lo supe a través de Luiz Antonio Bueno Junior”.

Las declaraciones de Luiz Antonio Mameri y Luiz Eduardo Da Rocha, se complementaron al testimonio que dio el expresidente de Odebrecht en Colombia Luiz Antonio Bueno Junior este lunes 21 de enero. Estos tres fueron los testigos ofrecidos por la Fiscalía en contra del expresidente de Corficolombiana. El miércoles 23 de enero se reanudará la audiencia en contra de las personas involucradas en este caso que están bajo privación de la libertad. Se espera que se lleve a cabo a la 1:00 de la tarde.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO