Éste es el hombre que iban a matar en Bocagrande

Éste es el hombre que iban a matar en Bocagrande

14 de septiembre del 2016

Hace seis meses, luego de haber sido capturado en un operativo nacional, coordinado desde Cartagena, en la ciudad de Medellín, cayó uno de los líderes del famoso ‘Clan del Golfo’ alias ‘El Pichi’.

Detenido junto con otros 24 integrantes de la misma banda delincuencial, ‘Pichi’ fue trasladado al norte del país, donde dentro de poco se firmará la paz, para pagar por todos los delitos de los que es acusado, entre ellos: narcotráfico y concierto para delinquir.

Finalmente empezó a pagar casa por cárcel en el edificio Galeón Azúl, ubicado en el sector de Bocagrande, en la capital de Bolívar. Allí permanecería por seis meses, hasta hoy, día en el que se vio implicado en un ajuste de cuentas con otros grupos delictivos. 

Lea También: Misterio rodea muerte de mujer hallada con la cara desfigurada.

Todo empezó en la mañana de este miércoles cuando Jheremi Molina Zabala, conocido como ‘El Pichi’, se encontraba en su apartamento, probablemente dirigiendo aún rutas de microtráfico, pago de vacunas, secuestros y extorsiones para ejecutarse en el municipio antioqueño.

Molina solía recibir durante estos seis meses una visita domiciliaria periódicamente, esto con el fin de que el INPEC se enterara que el acusado estuviera cumpliendo su pena bajo la respectiva normatividad.

Así fue la balacera en Bocagrande

Cerca de las ocho de la mañana, llegó la visita de este cuerpo oficial. Se anunciaron en la portería con el celador en turno, pero para quien cuidaba el edificio en esos momentos no era normal el aspecto y visita de estas personas al lugar. No eran los mismos dos agentes que suelen ir a hacer la inspección del recluso.

Inmediatamente el celador informó a las autoridades de la presencia de dos hombres extraños en el edificio, bastaron tan solo minutos para que la policía llegara el lugar.

Justo cuando estos dos desconocidos, vestidos con uniformes del INPEC, vieron el cuerpo policial en la entrada del edificio, empezó un intercambio de disparos.

Le Puede Interesar: Edelvis Martínez: la cubana asesinada por ‘coyotes’ en Urabá.

Fueron segundos llenos de miedo y preocupación para los transeúntes que pasaban por los alrededores. El tráfico colapsó, mientras los desconocidos huían en una patrulla de la policía.

Durante el cruce de disparos, las autoridades lograron disparar a los dos hombres que portaban el uniforme del INPEC, hecho que hizo que la patrulla en la que escapaban se detuviera.

Una vez detenido el vehículo, siguieron los disparos. Uno de los policías resultó levemente herido en uno de sus pies, mientras que los dos sujetos desconocidos quedaron con heridas graves y fueron enviados al Hospital Naval de Cartagena.

Las autoridades subieron al apartamento donde alias ‘Pichi’ se hospedaba, allí se encontraron armas de largo y corto alcance, además de granadas de fragmentación.

Todo indica que los hombres capturados, haciéndose pasar por guardas del INPEC, pretendían trasladar a ‘Pichi’ a otro lugar para posteriormente ‘ajusticiarlo’ por ajuste de cuentas.

Se logró investigar cómo estos hombres lograron obtener los uniformes del INPEC juntos con las tarjetas de identificación. Versiones preliminares señalan que encañonaron a los guardas que harían la inspección, hurtaron sus uniformes y armas de dotación, para posteriormente intentar asesinar al líder de la oficina de Envigado.