Así operaba la banda que asesinó al médico Fabián Herrera

4 de febrero del 2018

La banda podría ser de 14 personas.

Fabián Herrera

Cortesía

Cuatro implicados en el secuestro y asesinato del neurocirujano, Fabián Herrera, fueron judicializados y enviados a prisión. Las autoridades tienen indicios de que se trata de una banda delincuencial conformada por unas 14 personas. Entre los implicados se identificó un taxista y un miembro del Inpec.

Los señalados en el caso del médico son: Laura Maritza Nieto Orjuela, Stefanía Rodríguez Tejada, Edwin Alberto Gutiérrez Rodríguez y John Fredy Pérez Bustos. La Fiscalía aseguró que ellos pertenecen a una “estructura criminal dedicada al suministro de escopolamina mezclada con licor en bares de la ciudad, para hurtar apartamentos y desocupar las cuentas bancarias de sus víctimas”. John Fredy Pérez, trabajaba como guardia del Inpec y fue acusado por la Fiscalía como uno de los jefes de la banda.

Luego de la desaparición y encuentro del cadaver del médico, las autoridades obtuvieron las pistas para iniciar la investigación que dio captura a esos cuatro sujetos. Por medio de los videos de cámaras de seguridad, la Fiscalía identificó el recorrido de la víctima y estableció el modus operandi de los delincuentes. Con base a esas premisas, las autoridades infiltraron agentes en bares gay de Chapinero, Galerías, así como restaurantes y tabernas de la Primera de Mayo, la Calle 93 y la Zona T, para dar captura a la banda.

Más víctimas de la banda

Según la investigación, la banda se acercaba a sus víctimas, como en el caso de Fabián Herrera. Luego de establecer confianza, les suministraba algún licor adulterado con derivados de escopolamina.

“Trabajaban en equipo, Laura los seducía, pero si era un gay, era su esposo el que los conquistaba, les invitaba a una copa, les adicionaba el alucinógeno y luego en un taxi eran llevados a las casas o apartamentos de las víctimas”, relató el fiscal.

Otra víctima relató a la Fiscalía que, mientras se encontraban secuestrados para desocupar las cuentas, escuchaban voces de niños y familias en otra parte de la casa. Fabián Herrera fue encontrado muerto en Usme y cuando se inspeccionó la casa de Laura Maritza y Estefanía Rodríguez, los agentes encontraron evidencia relacionada con el delito.

Para desocupar las cuentas de ahorros o corrientes, “Laura los hostigaba con cigarrillos encendidos en varias partes de su cuerpo, mientras que los otros en cajeros automáticos retiraban el dinero”, relató el fiscal en la audiencia de imputación de cargos. La Fiscalía espera que por las pruebas presentadas, los imputados reciban una pena mínima o superior de 37 años de prisión. Aunque un juez, determinó que Pérez, el guardia del Inpec, fuera recluido en casa por cárcel.

Las investigaciones también arrojaron otras víctimas que se acercaron a declarar ante la Fiscalía. Uno de ellos, un ciudadano noruego, aseguró que él pudo ver a tres de los cuatro capturados por la Policía, mientras desocupaban su apartamento. Según la víctima, durante el robo, se encontraba consiente, pero no podía moverse.

Una fuente cercana a la investigación le aseguró a El Tiempo, que dentro de la investigación se identificó otro miembro del Inpec que podría pertenecer a la banda, además de tres taxistas. Por eso la sospecha de la Fiscalía es que los detenidos pertenecen a una banda mayor, de 14 personas aproximadamente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO