Con 1.500 cámaras Bogotá peleará contra atracos y homicidios

Con 1.500 cámaras Bogotá peleará contra atracos y homicidios

8 de octubre del 2014

Los comerciantes de Barrios Unidos, cansados de la delincuencia, decidieron usar sus cámaras de seguridad para alertar a la policía. Pronto, la metodología arrojó resultados positivos.

La alcaldía local de Barrios Unidos mostró el caso ante la Alcaldía Mayor y la policía. Las autoridades distritales concluyeron que la unión de sus cámaras con las del sector privado podría dar un buen resultado en materia de seguridad. Este ocho de octubre la alcaldía, el sector privado y la Policía Metropolitana de Bogotá anunciaron la integración de 1.500 cámaras, para finales de 2014, en un plan que tiene como fin estimular la pronta reacción de la policía y la justicia.

El Sistema Público de Video Vigilancia, operado por la policía, tendrá una inversión de más de 3,274 millones de pesos, según el gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá, Máximo José Noriega Rodríguez.

El proyecto comenzará con la integración de 120 cámaras privadas. Su presentación oficial se hizo con la presencia del Alcalde Mayor, Gustavo Petro, el comandante de la policía de Bogotá, general Humberto Guatibonza, el Gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá, Máximo Noriega, la secretaria de Gobierno, Gloria Flórez y Javier Cardozo, como representante de los empresarios.

Gustavo Petro

El alcalde Gustavo Petro presentó el proyecto de integración de cámaras privadas y públicas, en la localidad de Barrios Unidos.

El general Guatibonza celebró la iniciativa del sector comercial y dijo que este es un proyecto que ayuda, sustancialmente, a combatir la inseguridad en la ciudad. El alto oficial indicó que las cámaras tienen dos propósitos clave para la policía, el primero es prevenir el delito y el segundo ayudar en las investigaciones judiciales para resolver los actos delictivos, en especial el homicidio y el hurto, los que más se cometen en la ciudad.

Esta integración de cámaras es el primer proyecto de este tipo que se lleva a cabo en el país. El objetivo, según Máximo Noriega, es incentivar a las demás ciudades a poner en marcha proyectos similares.

Las cámaras integradas a las de la policía contarán con botones de pánico, los cuales serán accionadas por los comerciantes cuando se esté llevando a cabo un delito o cuando haya algo sospechoso en el sector. Al ser activado el botón de pánico los ojos de la policía se volcarán a dicha zona y con la ayuda de todas las cámaras, tanto públicas como privadas, se le hará seguimiento al hecho denunciado.

El distrito cuenta actualmente con 423 cámaras de vigilancia repartidas en los puntos más peligrosos de la ciudad. Noriega indicó que para este proyecto se comprarán otras 147 de alta tecnología. También indicó el distrito que para la vigencia 2015, se tiene planeado integrar otras 3 mil cámaras. Este número puede aumentar de acuerdo al presupuesto que le sea aprobado al Fondo de Vigilancia y Seguridad para el siguiente año.

El alcalde Petro indicó que proyectos como este están funciona con éxito en ciudades como Londres,  que cuenta con más de  14.000 cámaras interconectadas. También dijo el mandatario local que gracias a la puesta en marcha de este proyecto Bogotá entra al sistema de ciudades seguras a través de la interconexión de miles de cámaras.