Pagó 250 dólares por el asesinato de su padre

Pagó 250 dólares por el asesinato de su padre

7 de marzo del 2017

La vida de lujos que ostentaba Santiago Allio Torres, conocido por sus familiares y amigos como ‘Brunito’ por el nombre de su padre, el empresario italovenezolano Bruno Allio, dio un giro inesperado. En medio de la codicia que lo invadía, concretó su macabro plan de asesinato. Según el comisario Gervacio Vera, jefe de la región Zulia del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), el joven de 27 años planificó todo durante semanas.

Su padre iba a dar el ‘sí’ en el altar dentro de pocos días, lo cual significaba que ya no iba a ser el único heredero de la fortuna familiar. Aunque siempre lo había tenido todo, incluso un Mustang GT 2008 que le dio el que se convertiría en su víctima dos antes del crimen, la situación lo incomodó.

Su salida fue contratar a dos sicarios adolescentes de 18 y 17 años que recibirían 250 dólares. Nada iba a salir mal, todo parecería un robo callejero.

Las pistas que dejó el asesinato

Ocurrió muy cerca de la vivienda de la víctima, en el estado venezolano de Maracaibo. Aquella mañana del 24 de febrero pasado Santiago les dio indicaciones a los autores materiales, les entregó la pistola de su padre y les abrió la puerta de la camioneta en la que se subiría. Pocos minutos después de que Bruno arrancó en ese vehículo, encontró la muerte.

Los sicarios lo sometieron, le apuntaron con el arma y la única reacción de Bruno fue acelarar hasta estrellarse contra una casa. Le dispararon a quemarropa y huyeron luego de hacer varios disparos al aire.

Para Santiago todo había salido bien. El joven que días antes buscaba a su padre para pedirle cuanto se le ocurría, esta vez estaba vigilante, divisando las cámaras de seguridad y con un semblante tranquilo frente al cadáver de su padre, que yacía en una calle frente a la mirada de curiosos. A las autoridades y a la misma familia les sorprendió su actitud.

No hay crimen perfecto. Las grabaciones y un interrogatorio hicieron que el responsable confesara. Se había tratado de un asesinato de hijo a padre.

El crimen conmociona a Venezuela. Si bien los familiares y amigos son conscientes de la situación, están desconcertados, siempre vieron a ‘Brunito’ como un joven deportista, romántico y fiestero. Pero no lo han podido ver desde hace varios días. Se encuentras tras una reja, con más de 20 personas y a la espera de lo que la justicia decidida. Sin lujos y sin familia, Santiago espera al menos hablar con sus abogados defensores.