¿Aprobar o no la cadena perpetua para violadores de niños?

12 de diciembre del 2019

Yohana Jiménez explicó por qué insiste en que esta medida se haga realidad.

¿Aprobar o no la cadena perpetua para violadores de niños?

La cadena perpetua para violadores y asesinos de niños y niñas está cada vez más cerca de ser realidad. El Senado aprobó, en su cuarto debate, el proyecto de acto legislativo que pretende implementar esta pena en Colombia.

A la iniciativa le restan otros cuatro debates para finalmente convertirse en ley de la República. A pesar de esto, sigue generando un álgido debate en el país, pues algunos consideran que su aprobación es errada y que se trata de populismo punitivo.

Los adeptos, por su parte, creen que tendría gran incidencia en la reducción de los crímenes contra menores de edad y protegería sus derechos contemplados en la Constitución.

Yohana Jiménez, hija de Gilma Jiménez (la primera persona que habló sobre la cadena perpetua en Colombia), le contó a KienyKe.com las razones por las cuales insiste en que se apruebe esta pena.

Aseguró que uno de los argumentos más importantes es que nada garantiza que un asesino o violador de menores no cometerá de nuevo estos actos al salir de una cárcel.

Señaló que, a hoy, “la justicia pone por encima los derechos de los verdugos” y que lo único que hará que estas personas no reincidan es “tenerlos encerrados para siempre”. 

“Violan o matan a un niño y no pasa nada. Ellos son sagrados, quien se meta con ellos la va a pagar muy caro”, manifestó.

Respecto a las críticas que ha recibido esta iniciativa por la posible agravación del hacinamiento carcelario, Jiménez dijo que “esta no puede ser una excusa para que se siga permitiendo estos crímenes contra los niños y niñas.

“Ojo. Ellos no son el futuro. No los podemos seguir viendo importantes para mañana. Los niños y niñas son el presente y tenemos que garantizarles el hoy. Su seguridad y sus derechos para que ellos cambien el futuro del país que todos soñamos”, resaltó.

Gerardo Barbosa, abogado penalista y asesor de organizaciones protectoras de niños y niñas, afirmó ante este medio que la prisión perpetua “sería contraproducente, inútil y desgastaría un esfuerzo importante para proteger en realidad a los menores”.

Mencionó que en el país existe una tasa de impunidad bastante alta y que con esta medida se incrementaría porque “la mayor parte de los casos suceden dentro del mismo entorno familiar”.

“Lo más seguro es que las denuncias se reduzcan significativamente por temor de enviar a una cárcel de por vida a un pariente”, sostuvo.

Barbosa indicó que las penas existentes tienen la capacidad de enviar un mensaje de intimidación fuerte y que lo que se debe hacer es crear mecanismos eficaces de prevención y romper el circulo de impunidad que arranca en la propia familia.

Además, aseguró que la prisión perpetua no es viable porque hay tratados internacionales que obligan al país a establecer penas con propósitos de resocialización.

“La política criminal del Estado no puede apartarse de la función resocializadora de las condenas, que es darle una segunda oportunidad a quien ha sido sentenciado por estos hechos”, precisó. 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO