Cae banda que entregaba visas: ¡No caiga en una trampa parecida!

3 de mayo del 2015

Cobraban entre 5 y 32 millones de pesos.

Cae banda que entregaba visas: ¡No caiga en una trampa parecida!

El sueño de emigrar se convirtió en una pesadilla para decenas de personas que luego de violar leyes colombianas e internacionales para salir del país perdieron millones de pesos, fueron encarceladas en el extranjero y esperan a ser deportadas.

La policía desmanteló la organización, conformada por siete personas, que le cumplían el sueño a varios colombianos de llegar a Estados Unidos, Canadá y México bajo varias modalidades, todas ellas delictivas. A sus clientes, para llevarlos al país del Tío Sam, les cobraban entre 5 y 32 millones de pesos.

El operativo se llevó a cabo en las ciudades de Bogotá, Cali y Medellín. Los detenidos fueron acusados de los delitos de concierto para delinquir, falsedad en documentos privados y tráfico de inmigrantes.

La policía, tras una serie de investigaciones, de las cuales algunas de ellas iniciaron en Estados Unidos, determinó cuatro modalidades que usaba la organización para traficar con inmigrantes.

Una de ellas, la más utilizada, era hacer fraude directo ante la embajada de Estados Unidos.

Capturados DIJIN (1)

Ante la entidad norteamericana, falsificando documentos, presentaban a su cliente como integrante de dos reconocidos grupos de porristas estudiantiles.

Si los clientes, que sabían del fraude del que hacían parte, eran jóvenes los presentaban como parte del grupo deportivo y si eran mayores, el engaño, que en realidad es un delito llamado falsedad en documento privado, consistía en hacerlos pasar ante el cónsul y su oficina de visado como parte administrativa del grupo.

La otra modalidad era, en complicidad con un funcionario de la Cámara colombo-mexicana, tramitar falsas cartas de recomendación e invitación para viajes de negocios desde México. Una vez llegaban al país azteca se quedaban allí de forma ilegal. Este trámite costaba alrededor de cinco y seis millones de pesos.

También los llevaban hasta Panamá y de ahí, con pasaportes falsificados los embarcaban a Canadá, después de cobrarles más de 10 millones de pesos.

La última forma de tráfico de migrantes se hacía a través de la organización de planes de turismo con grupos que salían desde Colombia hasta las Islas Bahamas, una vez allí los clientes eran recogidos en yates y los llevaban hasta Estados Unidos. Si en el camino los detenían los guardacostas fingían ser viajeros desubicados. Con esta modalidad la organización cobraba entre 25 y 35 millones de pesos.

La policía logró determinar que esta organización delincuencial ubicó en otros países a más de 90 personas, varias de ellas ya fueron identificadas y ubicadas por autoridades nacionales e internacionales.

El director de la Dijin, general Jorge Rodríguez, invitó a las personas que desean salir de Colombia a hacerlo por las vías legales y tramitando la solicitud directamente en las embajadas del país al que pretenden ir, y no caer en los tentáculos de los delincuentes, ya que pueden perder su dinero y hasta su libertad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO