Caen los extorsionistas que tenían azotada a Amagá

Foto: Policía de Antioquia

Caen los extorsionistas que tenían azotada a Amagá

4 de mayo del 2017

El comandante de la Policía Antioquia, coronel Wilson Pardo, anunció que fue desarticulada la banda criminal ‘El Hueco’ que tenía azotados a los transportadores, comerciantes y mineros de carbón del municipio de Amagá, en el suroeste antioqueño, y cuyos miembros también operaban en Medellín y Puerto Berrío.

Trece adultos y ocho menores de edad fueron puestos a disposición de la Fiscalía para responder por los delitos de concierto para delinquir con fines de extorsión y tráfico de estupefacientes.

De acuerdo con Pardo, los delincuentes, liderados desde el barrio San Pablo en Medellín, les cobraban a sus víctimas sumas de dinero semanal, que les permitía tener una renta anual de 1.236 millones de pesos.

“A los comerciantes les pedían cuotas semanales de 60.000 pesos, a los transportadores de 80.000 pesos y a los mineros de carbón de hasta 600.000 pesos”, comentó el comandante.

Las capturas fueron efectuadas por el Gaula de la Policía departamental en diferentes allanamientos. Procedimientos en los que incautaron equipos de comunicación, marihuana, bazuco y dinero en efectivo.

¿Cómo operaban?

De acuerdo con el coronel Pardo, la banda ‘El Hueco’ era dirigida por alias ‘Medallo’ y alias ‘Golly’, quienes fueron capturados.

El modus operandi era la intimidación con armas de fuego y por medio de llamadas telefónicas que, de acuerdo con la Policía, estarían a cargo de una persona con discapacidad.

En las comunicaciones, las víctimas eran amedrentadas con la amenaza de que si no accedían a los pagos sus familiares perderían la vida.

“En los tres meses de investigación y seguimiento se pudo establecer que ‘Medallo,’ de 29 años, y ‘Golly’, de 33, utilizaban a menores para el cobro del dinero, mientras que ‘Chuky’, de 25 años, quien se encuentra en estado de discapacidad, trasmitía a las víctimas los mensajes de atentar en contra de la integridad física de sus seres queridos si no entregaban la suma de dinero exigida”, explicó el comandante.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, pidió a las autoridades seguir unidas para dar estos golpes a la criminalidad y dar respuesta a las quejas de los alcaldes del departamento.

“Dos de los cabecillas estaban operando desde Medellín. Las bandas de la capital empiezan a tener sucursales en los municipios y eso nos obliga a mantener un trabajo articulado entre la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, la Policía Antioquia, el Ejército y la Fiscalía para solucionar estas problemáticas”, puntualizó Pérez Gutiérrez.