A la cárcel hombre que golpeo a una mujer por usar short

A la cárcel hombre que golpeo a una mujer por usar short

7 de septiembre del 2017

Un tribunal de Estambul condenó este jueves a casi cuatro años de cárcel a Abdulá Cakiroglu, quien había agredido a una enfermera en un autobús porque llevaba pantalones cortos. Cakiroglu fue declarado culpable de “ofensa al ejercicio de la libertad de creencia, pensamiento y opinión”, así como también lo acusaron de “golpes y heridas voluntarias” y de “injuria”

El incidente ocurrió el 12 de septiembre de 2016 cuando Cakiroglu, agente de seguridad de 35 años propinó una parada en el rostro de Aysegul Terzi, una enfermera de 23 años de edad que viajaba en el mismo autobus que su agresor.

En “manada”, nueva forma de atraco en Bogotá

El individuo, que reconoció los hechos e intentó justificar su gesto como un “reflejo involuntario”, afirmando que la víctima estaba sentada de una “manera obscena”. Además al ser interrogado argumentó que fue debido a que ella llevaba “ropa no apropiada” en ese lugar. “Me puse furioso y le di patadas en la cara de forma impulsiva”, añadió según relata la información.

Horas después de la declaración, Abdulá Cakiroglu fue liberado; su hermano anunció que sufre de esquizofrenia y se niega a recibir tratamiento alguno.

Este incidente causó una gran conmoción en Turquía, y una agresión similar en junio desató una serie de manifestaciones cuyo lema era “¡No toques mi short!”

 Aproximadamente un año después Abdulá Cakiroglu fue declarado culpable de “ofensa al ejercicio de la libertad de creencia, pensamiento y opinión”, de “golpes y heridas voluntarias” y de “injuria”. Pese a que la Fiscalia había pedido una sentencia de nueve y cuatro meses de prisión, la agencia progubernamental Anadolu informó que deberá cumplir una condena de tres años y 10 meses de cárcel por los cargos anteriormente nombrados.

A pesar de que los dirigentes turcos condenan generalmente este tipo de conductas, defensores de los derechos de las mujeres acusan al gobierno islamo-conservador turco de crear un contexto propicio para un sentimiento de impunidad. Teniendo en cuenta que Recep Tayyip Erdogan presidente de Turquia, afirmó el año pasado que las mujeres estaban “incompletas” al no tener hijos, lo que desato fuertes críticas en su contra por parte de grupos feministas y promotores de la igualdad en el país.