La pena que podría pagar el abusador del bus en Bogotá

31 de mayo del 2019

Es castigado en el Código Penal colombiano.

La pena que podría pagar el abusador del bus en Bogotá

La conducta denunciada por Nicole Reyes, quien aseguró mediante un video que un hombre había abusado de ella aprovechando que se había quedado dormida en un bus de servicio público que cubría la ruta Mosquera – Bogotá, es severamente sancionada por la ley.

Lea más: El perfil psicológico del abusador sexual del bus en Bogotá

Escuche las noticias más importantes del día:

En su denuncia contó que una vez despertó él la estaba manoseando y la intimidó con un arma blanca, por lo que quedó sometida durante más de una hora a su abuso.

En caso de ser identificado, el hombre podría pagar una pena de entre ocho y dieciocho años de prisión, según lo estipulado en el Código Penal colombiano.

La sanción

El magister en Derecho Luis Alberto Arango le explicó a Kienyke.com que esta situación era tipificada en el artículo artículo 206 de este documento normativo y que el caso en cuestión no presentaba agravante alguno, según lo expresado por Reyes en el video.

No obstante, aseguró que el proceso podría complicarse al momento de identificar al agresor, pues la descripción que da la denunciante de él es de momento muy general.

¿Cómo procede la justicia en estos casos?

Arango también contó que otra de las dificultades que se presentan con este tipo de denuncias tiene que ver con la recolección de material probatorio porque solo se cuenta con una declaración.

“Si nadie vio los únicos que sabrían lo que pasó serían el agresor y el agredido. Ahí sería un tema de declaración contra declaración. Sería escuchar la versión de ambos y darle mayor credibilidad a la que parezca más creíble desde el principio”, aseguró el experto.

Acotó que el hecho de que la víctima se haya acercado a los organismos judiciales para poner su denuncia y haya activado el sistema por la ocurrencia de un delito tiene un “un grado de importancia para efectos sociales que va a ser valorado por el fiscal y el juez” .

Un juez puede abrir un expediente del caso

Este delito es considerado oficioso por lo que la Fiscalía puede empezar una investigación del caso sin necesidad de que interpongan la denuncia en sus propias oficinas.

A pesar de esto, resulta una dificultad el hecho de que la única prueba que existe es el testimonio de la misma víctima “osea que si la víctima no se presenta el fiscal está atado de manos”, ilustró Arango.

Hay fallas institucionales

Camila Martínez, abogada del colectivo Sisma Mujer, le comentó a este medio que si bien es cierto que existen mecanismos legales que protegen a las mujeres del abuso, en algunos casos estos siguen siendo lejanos a una parte de la población.

“Existen las normas, existen las leyes, existe la Fiscalía, pero muchas veces estas agresiones no como son tan relevantes para las investigaciones siempre es un poquito complejo que llegue a una finalidad o siquiera a una etapa de imputación de cargos y demás. Muchas veces los actos son archivados”, afirmó.

El acceso de las mujeres a la ley depende de la región, tiene barreras diferentes, contó.

Para dar un ejemplo, se refirió al caso de una mujer del Pacífico, a quien le queda a seis horas de camino una sede de Medicina Legal y tiene escasos recursos económicos. A un caso como este, se le dificulta aún mas denunciar ser víctima de abuso.

No obstante, Martínez sostuvo que todos los casos deben recibir atención.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO