Las 10 cárceles más hacinadas del país

10 de noviembre del 2014

En algunos penales supera el 400 por ciento.

Carcel colombia hacinamiento

La Defensoría del Pueblo dio a conocer este lunes el top 10 de las cárceles más hacinas del país. El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, ha dicho en varias oportunidades que la situación carcelaria en Colombia atraviesa una de sus peores situaciones, alcanzando niveles de hacinamiento que superan el 400 por ciento en algunos centros carcelarios.

También indicó la Defensoría que la problemática de derechos humanos en las prisiones se ha extendido a los centros de detención transitoria, donde en el caso de Bogotá la sobrepoblación supera el 100 por ciento.

La cácel más hacinada de Colombia es el establecimiento penitenciario de mediana seguridad en Riohacha. Este centro de reclusión tiene una capacidad para 100 internos, según la Defensoría, hay en este momento 578 presos. Tiene un hacinamiento de 478 por ciento.

La Defensoría denuncia que la planta eléctrica está deteriorada representando un elevado riesgo de corto circuito. Así mismo que las duchas, albercas e inodoros están en condiciones deplorables. El suministro de agua sólo se provee la cárcel ente las 5 y las 7 de la mañana y entre las 2 a 4 de la tarde.

La segunda cárcel con mayor hacinamiento en el país es la de Santa Marta. Tiene una capacidad para 312 presos y cuenta con una población de 1.393 internos. Un índice del 346 por ciento.

Esta penitenciaría tiene un solo pabellón dividido en pasillos. La estructura física está deteriorada en un 100 por ciento.

La cárcel de Magangué, en el departamento de Bolívar, es la tercera cárcel más hacinada de Colombia.Tiene capacidad para 56 internos pero hay 249. Un hacinamiento del 344 por ciento.

Carcel La Picota

En este lugar, según denuncia la Defensoría, son evidentes las fallas en la enfermería, los talleres, el rancho. Allí algunos de los pasillos de la Unidad de Tratamiento Especial son usados como dormitorios. En la cárcel de Magangué se algunos baños se utilizan como dormitorios. El servicio médico se presta externamente, ya que no hay contrato con Caprecom. Las demoras en temas urgentes y cirugías son hasta de 1 año.

El cuarto lugar lo ocupa la cárcel de Valledupar, la cual tiene capacidad para albergar 256 presos, pero cuenta con 954. Esto representa un hacinamiento del 273 por ciento.

Esta cárcel, dice el informe de la Defensoría, no cuenta con un sistema adecuado de acueducto, allí se viola el derecho a la intimidad, al no tener celdas propicias para recibir las visitas conyugales.

En la lista está la cárcel de Villahermosa, ubicada en Cali. Este centro reclusorio cuenta con capacidad para 1.667 internos pero actualmente tiene 6.128. Un hacinamiento del 267 por ciento.

Por cada 200 reclusos hay una ducha y un sanitario. Los 75 internos de la Unidad de Salud Mental solo reciben visita siquiátrica cada 30 días en jornadas de medio tiempo.

El sexto puesto lo ocupa el la cárcel de mediana seguridad de Caloto, en el Cauca. Este penal tiene capacidad para 48 internos pero cuenta con 164. Es una sobrepoblación del 242 por ciento.

No cuenta con red hospitalaria externa para la atención de los reclusos.

Cárcel-de-Villahermosa-en-Cali

Cárcel de Villahermosa, Cali. Cuenta con un hacinamiento del 267 por ciento.

La cárcel La Paz, en Itagüí, Antioquia está en el séptimo puesto. Tienen capacidad para 328 personas y hay 966 internos. Tiene un hacinamiento del 194 por ciento

Carece de personal médico suficiente para la atención de los internos.

La octava cárcel más hacinada del país es la del Bosque de Barranquilla. En este centro hay cupo para 640 reclusos, pero la habitan 1.768. Un sobreocupación del 176 por ciento.

Presenta dificultades en derechos humanos de los internos. Al parecer hay dos internos y dos miembros del cuerpo de custodia afectados por varicela, virus que amenaza con propagarse en medio de unas condiciones de infraestructura inadecuadas. A comienzos de este año se presentó un grave incendio.

El noveno puesto es la lista de sobrepoblación lo ocupa la cárcel Villa Inés de Apartadó. Este penal tiene un hacinamiento del 169 por ciento. Tiene capacidad para 296 personas, hay internas 797.

Según la Defesoría en este lugar es evidente la proliferación de roedores e insectos, convirtiéndose en foco de enfermedades. A finales de agosto de este año había 148 citas médicas pendientes con especialista y otro centenar con médico general, procedimientos de rayos X.

La última penitenciaría de la lista es la cárcel de Anayancy de Quibdó. Su capacidad es para 286 reclusos, cuenta con 721. El hacinamiento es del 152 por ciento.

Presenta un alto riesgo de incendio y corto circuito ya que el cableado está expuesto y en pésimas condiciones. La Unidad de Tratamiento Especial solo cuenta con dos celdas carentes de iluminación, y a sus ocupantes sólo se les permite tomar el sol 15 minutos de lunes a jueves y una hora los viernes, limitando así las posibilidades de recuperación.

También denuncia la Defensoría del pueblo que la regional norte del Inpec, la cual cobija a Bolívar, Atlántico, Cesar, Córdoba, Sucre y San Andrés, no cuenta con ningún centro de reclusión de carácter nacional para la población femenina, que aunque representan un 7 por ciento del total de internos en el país, en la Costa Caribe sufren un hacinamiento del 244 por ciento.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO