‘La Manada’: el crimen y su proceso judicial

21 de junio del 2019

Los cinco hombres fueron condenados a 15 años de prisión por violación.

‘La Manada’: el crimen y su proceso judicial

Luego de tres años de manifestaciones, disputas políticas, judiciales y mediáticas, se resolvió el caso del grupo conocido como ‘La Manada’. Se trata del episodio en el que cinco hombres violaron a una joven de 18 años en Pamplona, España, en medio de las fiestas de San Fermín en 2016.

Cada uno de ellos fue condenado a 15 años de prisión.

El caso movió las fibras de diferentes sectores, de diversas nacionalidades, alrededor del mundo, es especial, las millones de mujeres que día a día luchan por el respeto a sus derechos, integridad y vida.

Los colectivos feministas españoles se concentraron en las calles tras la decisión del Tribunal Supremo Español y calificaron la sentencia como una victoria.

Este viernes 21 de junio, el Supremo deliberó durante más de dos horas los recursos de casación presentados ante la sentencia proferida por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra. La instancia condenó en un primer momento a José Ánger Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero, Ángel Boza y Jesús Escudero a nueve nueve años de cárcel por el delito de abuso sexual.

La pesadilla comenzó

La madrugada del jueves 7 de julio del 2016, en medio de los sanfermines, una joven denunció haber sido violada por cinco muchachos que la llevaron hacia un portal ubicado en la calle Paulino Caballero.

La mujer manifestó que sin su consentimiento la rodearon, agarraron de sus muñecas, desnudaron, tocaron, penetraron, grabaron y tomaron fotos de los hechos para difundirlos a través de WhatsApp.

Horas después, los sujetos fueron capturados por ser los presuntos autores del crimen y desde ese momento comenzó su proceso judicial.

El 13 de julio fueron enviados a prisión provisional porque un juez consideró que los hechos fueron de “extrema gravedad”. Los cinco fueron imputados por los delitos de agresión sexual y robo con violencia.

Los chats y otras pruebas

En agosto de ese mismo año se conoció la existencia de unos chats de WhatsApp que fueron enviados por los miembros de ‘La Manada’ a sus amigos minutos después de cometer el acto.

En una de las conversaciones se leían mensajes como: “estamos follándonos una entre cinco” y mencionaban que habían videos del hecho. Estos fueron puestos a disposición del juez.

Un mes después, apareció un video de otro supuesto abuso por parte de este grupo. Según las autoridades, los mismos hombres se habrían aprovechado de otra joven de 21 años en Córdoba y también habrían grabado los hechos con el celular para compartirlo por redes sociales.

‘La Manada’ y su primer enfrentamiento con la justicia

En abril del 2017 se abrió el juicio oral y en mayo de ese mismo año la Fiscalía puso sobre la mesa las pruebas en contra de los imputados para pedir 22 años y 10 meses de prisión para cada uno, por los delitos de agresión sexual, intimidación y robo con violencia.

En septiembre de ese mismo año, por riesgo de fuga y reiteración delictiva, la Audiencia Provincial de Navarra rechazó la petición de liberación de ‘La Manada’, a pesar de las insistencias de la defensa.

Ya en abril de 2018, fueron condenados a nueve años de cárcel por la misma corte. Movimientos feministas se pronunciaron en contra de la sentencia; la calificaron de “ser insuficiente”.

Dejados en libertad

Luego de estar dos años tras las rejas, los miembros de ‘La Manada’ fueron dejados en libertad provisional bajo la fianza de 6.000 euros y fueron obligados a comparecer tres días a la semana ante un juzgado, mientras la sentencia estaba en firme.

Les prohibieron la comunicación con la víctima, retiraron sus pasaportes y restringieron su salida del país.

La libertad de los acusados, generó protestas entre la comunidad. Además, produjo que la joven de 18 años rompiera su silencio ante la opinión pública y agradeciera el apoyo recibido.

Como hecho insólito, se conoció que Antonio Guerrero, uno de los condenados, intentó renovar su pasaporte a pesar de la prohibición de la corte.

Además, en agosto, enviaron a prisión a Ángel Boza por un intento de robo y agresión.

En diciembre de ese año, la Fiscalía solicitó que todos los miembros de ‘La Manada’ fueran devueltos a la cárcel, sin embargo, la solicitud fue negada, ya que fueron desestimados los recursos contra la libertad provisional.

Fue violación, no abuso sexual

En 2019, luego de varias insistencias, la Fiscalía recurrió a la casación de la sentencia de nueve años ante el Tribunal Supremo y pidió una condena de 18 años para cada uno.

En la diligencia, la defensa de ‘La Manada’ pidió la absolución para sus clientes, con el argumento de que habían irregularidades en el testimonio de la joven víctima. Según él, ella “no fue forzada” y si hubiera dicho “no” nada hubiera pasado.

Luego de analizar los recursos, el tribunal decidió que los hechos probados determinaron que estos no podían constituir un delito de abuso sexual sino de violación, porque los sucesos tuvieron “la fuerza intimidatoria suficiente” para ser considerado bajo ese delito.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO