¿Cuál es el caso de corrupción de los ‘alumnos fantasma’?

1 de septiembre del 2019

En un colegio se evidenció cómo fueron registrados 1.570 alumnos sin soporte

Cúcuta, corrupción

nortedesantander.gov.co

La exalcaldesa de Cúcuta (Norte de Santander), María Eugenia Riascos, se encuentra en la mira de la justicia luego de ser señalada, junto a otras cinco personas, como presunta responsable de un aparente caso de corrupción denominado como los ‘alumnos fantasma’.

¿De qué se trata?

El escándalo que compromete a la exfuncionaria salió a la luz luego de que una auditoría realizada por el Ministerio de Educación encontrara que 14.836 alumnos que habían sido reportados en diferentes entidades educativas del país, no existían.

La Fiscalía General de la Nación indicó que de esos estudiantes 11.374 correspondían a Cúcuta.

El material probatorio recolectado en la investigación pudo establecer que el contrato 390 de 2010 buscaba que un colegio privado atendiera una población infantil que, supuestamente, “no había encontrado cupo en los colegios oficiales”.

El ente investigador indicó que los estudiantes que fueron inscritos y por los que se realizó el cobro fueron 998 y que, a pesar de esto, “los soportes técnicos dan cuenta de únicamente 167 alumnos”.

Por otro lado, señaló que el cubrimiento inicial era para menores de edad, pero que luego se incluyó capacitación para adultos.

“Esto habría permitido irregularidades al hacerse el contrato de forma directa”, aseguró.

Asimismo, la Fiscalía dijo que en un colegio oficial se evidenció cómo fueron registrados 1.570 alumnos sin soporte. Agregó que en este caso no hubo desembolso del dinero.

“Hubo duplicidad de inscripción de niños. Esto generó multiplicidad de cobros”, afirmó.

Para el ente acusador, se realizaron documentos en los que se recibía a satisfacción “un servicio nunca prestado”, lo que habría permitido que se realizaran los cobros irregulares.

Los otros cinco involucrados son: Jaime Montaguth Vega, exsecretario de educación; Jorge Iván González Avendaño, exsubsecretario de educación; Lesmes Ernesto García Cáceres, supervisor del contrato; Claudia Liliana Hernández Eslava, interventora; y Danubiez Zapata Sánchez, contratista.

Por estos hechos, la Fiscalía les imputó los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, falsedad ideológica en documento público, fraude procesal y peculado por apropiación a favor de terceros. Ninguno de los seis aceptó los cargos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO