Mató a sus dos hijas por “meterse en su vida sexual”

7 de agosto del 2019

Las asfixió hasta morir.

Mató a sus dos hijas por “meterse en su vida sexual”

facebook

Louise Porton, una joven de 23 años, actuó de manera calculada y despiadada cuando asesinó a sus dos hijas. Aunque no lo aceptó, fue condenada a pasar por lo menos 32 años en prisión por la muerte de Lexi Draper, de tres años y Scarlett Vaughan, de año y medio.

Escuche las noticias más importantes del día:

El aterrador caso ocurrió en Inglaterra.

El juicio en contra de la mujer fue largo. Las autoridades lograron esclarecer cómo ella acabó con la vida de las niñas con base a pruebas como videos, llamadas y búsquedas “siniestras” en Internet. Porton había hecho consultas sobre ahogamiento y cuánto tiempo se tarda en enfriar las partes del cuerpo humano.

Lea también: Aterrador crimen de una ‘au pair’ colombiana en EE.UU.

Los hechos ocurrieron en 2018. Lexi fue su primera víctima. Murió el 15 de enero. Días antes había sido llevada al hospital, los médicos le diagnosticaron “una infección en el pecho”; lo que no sabían era que su madre la quería matar.

Al ver que la menor seguía con vida, según la BBC, Porton buscó en línea: “¿Puedes morir si tienes la nariz tapada y cubrirte la boca con cinta adhesiva?”.

Scarlett murió a los pocos días. Tenía signos de haber sangrado en el cuello.

De acuerdo a lo que dijeron los fiscales en el juicio, las dos menores murieron de la misma forma. Porton les obstruyó las vías respiratorias. Las asfixió.

La mujer no mostró ninguna señal de arrepentimiento por la muerte de sus hijas. Es más, se dijo que se escuchó reír a la mujer en el funeral de Lexi y que hasta participó en una videollamada con un hombre.

Además: Se ahorca el preso que intentó huir de la cárcel disfrazado

Lo más aterrador del caso es la razón por la cual Porton decidió asfixiarlas.

De acuerdo a lo que se dijo en el juicio, la mujer asesinó a las niñas porque “se interpusieron en su vida” y no la dejaban vivir como ella lo quería.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO