Mujer habría asesinado a sus dos hijos para “salvarlos”

18 de marzo del 2019

Esta es la historia del crimen que tienen enlutados a los Españoles.

Mujer habría asesinado a sus dos hijos para “salvarlos”

Mientras intentaba recuperar el alma de sus hijos luego de una supuesta posesión, María Gombau se convirtió en la mismísima representación de la maldad luego asesinarlos a golpes y Gabriel Salvador Carvajal, su pareja sentimental, se volvió en su secuaz después de encubrir el cruel crimen.

El menor, de tres años, y la niña, de 5 meses, se fueron de este mundo tal vez sin tener mucha claridad de lo que estaba sucediendo. Esas mismas dudas las tienen las autoridades locales quienes intentan resolver si es cierto eso de que su madre creía que los estaba salvando de una secta abusadora de niños y niñas o porque estaba convencida de que iban a reencarnar en ella.

Así, sin certezas de lo sucedido, se encuentran los habitantes del municipio de Godella, en Valencia (España) con el caso de estos dos infantes que fueron asesinados a golpes y de los cuales sus progenitores son los únicos responsables señalados. En la investigación, debido a la falta de testimonio de los implicados, han surgido versiones que dan para todo, pero ninguna se escapa de la crueldad.

Amiel y Rachel eran los hijos de la pareja conformada por María y Gabriel. Según cuentan los medios de ese país, a pesar de que a esta familia la caracterizaba ser unos activistas que iban en contra del sistema y llevaban una vida sencilla, sus antecedentes de cuidado familiar los dejaban bien parados y en los reportes de la Policía no presentaban ninguna presencia por maltrato.

Su vida en contra del estado de las cosas los llevó a vivir de okupas en un terreno de esa localidad y a María la llevó a tener un pequeño problema judicial en 2015, luego de que supuestamente agrediera a un policía en una protesta. Por esa razón, fue llamada a juicio pero salió sin ninguna condena, aunque le tocó pagar trabajos comunitarios. Sin embargo, la vida familiar aparentaba ser normal y tranquila. 

En la mañana del jueves pasado, la percepción de quienes la conocían pasó de ser una mujer inconforme con la sociedad a un peligro para ella. Ese día la policía local encontró a su hijo y a su hija enterrados en las inmediaciones de la casa y a ella muy alterada, al parecer, bajo los efectos de alguna sustancia psicoactiva.

La mujer y Gabriel, quien también se encontraba allí, fueron capturados inmediatamente y puestos bajo custodia. De ella se dice que fue la responsable de coger a golpes a los menores hasta causarles la muerte y de él que ocultó la situación. Como ninguno de los dos ha querido hablar oficialmente varias versiones mediáticas hablan de la motivación.

Hay quienes dicen que la mujer hacía unos meses se había obsesionado con la idea de la reencarnación en vidas anteriores y que el mundo estaba estaba dominado por una secta de pederastas; otros comentan que pensaba que al matar a sus descendientes estos iban a reencarnar en ella; unos más, por su parte, se remiten a hablar de los posibles problemas psiquiátricos que padecía la mujer y su adicción a los psicotrópicos.

Todos coinciden en que fue la madre de María la que dio aviso a las autoridades de que sospechaba que algo pasaba luego de recibir un mensaje en el que su hija decía que se iba a “reunir con el creador”, pero que esa primera alerta que recibieron las autoridades fue descartada luego de ir hasta la casa y encontrarlos bien a todos.

Aunque el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana mantiene la causa como secreta, el juez de guardia decretó prisión provisional sin fianza para los implicados. De momento, los sentenciados arguyen a su derecho al silencio, mientras los medios y vecinos hace uso del suyo por especular.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO