En libertad mujer que mató a su marido de 185 puñaladas

26 de marzo del 2019

Estas fueron las razones de la justicia Argentina.

Caso mujer que mató a su esposo de 185 puñaladas en Argentina

El caso que estremeció a Argentina tuvo un final que, para muchos, es justo. Paóla Córdoba, la mujer de 38 años que mató a su marido al propinarle 185 puñaladas en el pecho, abdomen y espalda, fue dejada en libertad por la justicia de ese país.

Agrupaciones feministas y familiares de la mujer se concentraron frente a los tribunales en los que Paóla Córdoba compareció luego de confesar el crimen. A gritos, pedían su liberación inmediata, debido a que reclamaban que la mujer actuó en defensa propia ante las agresiones que sufrió por parte de Alejandro Naiaretti, de 46 años, quien murió a manos de Córdoba. 

En este proceso, la primera en quedar en libertad fue su hija de 18 años, quien también tuvo participación en la muerte de Naiaretti. Luego de varios días, la decisión de dejar libre a Córdoba fue tomada por la Cámara de Apelaciones de la jurisdicción de ese país, quienes concluyeron que efectivamente la mujer era víctima de violencia de género, explotación sexual, amenazas, violencia física y psicológica por parte de la persona que era su pareja sentimental; luego de conocer las múltiples denuncias que ella radicó ante la justicia en contra de Naiaretti.

El día en que Paóla Córdoba mató a Naiaretti

El asesinato se produjo el pasado sábado 9 de marzo en las horas de la noche.  Según relató Paóla Córdoba ella decidió atentar contra su esposo cuando lo encontró forcejeando con su hija y en medio de su  desesperación, se dirigió hasta la cocina, tomó un cuchillo y comenzó a apuñalarlo en varias partes de su cuerpo hasta causarle la muerte.

Las autoridades se enteraron del hecho debido a que vecinos de la zona alertaron de los gritos que se generaron por la fuerte discusión y, al ingresar al domicilio de la pareja, encontraron la escalofriante escena: Alberto Naiaretti tirado en el suelo, con múltiples heridas de arma cortopunzante repartidas en todo su cuerpo y desangrado.

Cuando Paola Córdoba fue capturada por la Policía confesó que había sido la autora del asesinato y argumentó que todo sucedió “en defensa propia”. En la declaración afirmó que el hombre la obligaba a prostituirse y que constantemente sufría de golpes, gritos, insultos y amenazas si ella pensaba irse de la casa.

Aunque Córdoba quedó en libertad este lunes 25 de marzo, deberá presentarse cada miércoles ante la justicia para que puedan seguir su caso. Además, la mujer no podrá acercarse a su casa, porque allí sucedieron los hechos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO