Pide que no condenen a su ex aunque él mató a sus 5 hijos

14 de junio del 2019

El hombre fue sentenciado a pena de muerte.

Pide que no condenen a su ex aunque él mató a sus 5 hijos

Esta semana se resolvió un caso de no creer que ha estado en boca de los habitantes de Carolina del Sur, Estados Unidos. Una mujer, identificada como Amber Jones Kyzer, suplicó en el juicio de su exesposo, Timothy Jones, que no fuera condenado a muerte a pesar de que él asesinó de manera despiadada a sus cinco hijos.

Escuche las noticias más importantes del día:

Las insistencias de la mujer para frenar esta condena terminaron insuficientes. La semana pasada Jones fue hallado culpable y este jueves sentenciado a pena de muerte debido a que ningún jurado votó a favor de mantenerlo con vida.

El juicio en su contra fue largo y desgarrador. El hombre de 37 años confesó haber matado a sus hijos: Merah de 8 años; Elias de 7; Nathahn de 6; Gabriel de 2 y Abigail de tan solo 1 año.

En el proceso la mujer narró que su matrimonio, que se consumó en 2004, empezó a deteriorarse luego de varios abusos de Jones. Contó que él la humillaba y agredía físicamente, y que por esa razón, decidió abandonarlo.

El cruel crimen

Jones no soportó haber perdido el control sobre Amber. Después de la separación, la mujer entró en crisis económica y decidió darle la custodia completa de los cinco menores al hombre.

Por venganza, Jones no dejó que los niños volvieran a tener relación con la madre y los maltrataba si ellos manifestaban querer verla o estar con ella.

Lea también: Imputaron a expresidentes de Reficar por contrato irregular

La situación fue así durante varios días, hasta que la rabia lo llevó a cometer el cruel asesinato. La primera víctima fue Nathahn, quien murió luego de recibir una fuerte paliza.

Luego siguió con los otros cuatro pequeños, quienes murieron estrangulados; unos con sus manos y otros con un cinturón.

El hombre envolvió los cadáveres de sus hijos en bolsas de plástico y los escondió en su automóvil. Estuvo más de cinco días con los cuerpos en el carro y recorrió el sudeste del país hasta llegar a Alamaba, donde se deshizo de ellos. Días después, fue capturado.

Suplicó piedad

Nadie se explica por qué después de tanto dolor la mujer suplicó que su expareja no fuera condenada a muerte. Aunque manifestó que estaba indignada por el asesinato de sus hijos, mencionó que ellos lo amaron y que ella hablaba en nombre de ellos.

Además de ella, el padre de Jones también pidió que le perdonaran la vida y mostró en el juicio el tatuaje de sus cinco nietos como señal de manifestación. Sin embargo, las peticiones fueron negadas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO