A través de Messenger descubrió que sus hijos eran abusados

27 de marzo del 2019

El victimario ya fue capturado por las autoridades.

A través de Messenger descubrió que sus hijos eran abusados

Esta semana se conoció un aterrador caso de abuso sexual a menores de edad en el municipio de Allende en el Estado de Nuevo León, México. Por este crimen, un hombre identificado como Iván Guadalupe, de 36 años, se encuentra actualmente en manos de la justicia de ese país, luego de que una madre descubrió a través de la plataforma Messenger que él abusaba sexualmente de sus dos hijos.

Aunque la mujer hizo la denuncia en el mes de enero de este año, solo hasta después de tres meses se conocieron los hechos luego de que Guadalupe fuera capturado por las autoridades competentes.

Según el testimonio que dio la mujer, ella revisó el teléfono celular de uno de sus hijos y al chequear uno de los chats, se dio cuenta que a él le llegaban mensajes de una persona mayor que a ella le parecieron extraños.

Cuando la mujer le preguntó al menor sobre el origen de esos mensajes, él rompió en llanto y le manifestó que había sido violentado sexualmente por el vecino. El otro hijo, al ver la situación, confesó entre lágrimas que también había sido víctima del sujeto de 36 años en repetidas ocasiones.

Los menores de edad fueron entrevistados por la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de ese Estado y en ese momento uno de los menores de edad contó que Guadalupe grabó a uno de ellos con su teléfono y también mencionó que a veces les mostraba videos en los que se veía a personas desnudas.

Al sujeto se le acusa de corrupción de menores, atentados al pudor equiparable a la violación y pornografía infantil y en el momento en el que fue capturado, las autoridades incautaron en su domicilio diez teléfonos celulares, una memoria USB, una cámara y una memoria micro sd.

Iván Guadalupe fue enviado a la cárcel de Topo Chico, en Monterrey, donde se encuentran los criminales más peligrosos de ese país.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO