37 años de prisión para hombre que violó y mató a adolescente

22 de febrero del 2018

Antioquia está consternada por dos casos de abuso a menores.

37 años de prisión para hombre que violó y mató a adolescente

Dos casos de abuso sexual a menores llenaron de indignación esta semana a los habitantes de Antioquia. El primero, porque el responsable fue condenado a 37 años de prisión por la violación y asesinato de una adolescente de 14 años, y el segundo, por la judicialización de un hombre sindicado de abusar de una niña de apenas nueve.

Este último hecho, más reciente, se presentó el pasado 21 de febrero, cuando fue capturado un adulto de 60 años que por medio de engaños accedió sexualmente a una pequeña en el oriente de Medellín. El sujeto, ganándose su confianza con dulces e invitaciones, la convenció de entrar a una tienda, en el barrio El Carpinelo, y allí abusó de ella.

La madre de la menor, quien fue la primera en enterarse del abuso sexual que sufrió su hija, informó a las autoridades quienes horas más tarde dieron con el paradero del hombre y procedieron a capturarlo.

Por ahora la pequeña es atendida en un centro médico para hacerle las revisiones necesarias y se dio inició al proceso de restablecimiento de sus derechos, mientras el hombre quedó a disposición de la Fiscalía.

Justicia

Además de conocerse la captura del hombre de 60 años, también se supo la condena de Carlos Enrique de Jesús Zea, quien fue encontrado responsable de la violación, empalamiento y asesinato de una adolescente de 14 años.

El Juzgado Penal del Circuito de Andes, luego de analizar las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la Nación, tomó la decisión de sentenciar a 37 años y cuatro meses de prisión a Zea por los hechos ocurridos el 20 de agosto de 2014 en una zona rural del suroeste antioqueño, donde fue hallado el cuerpo de la menor semidesnudo, con notables rasgos de violencia sexual y empalamiento.

En el lugar encontraron una billetera con la fotocopia de la cédula del agresor y hoy condenado.

Amigos y familiares le comentaron a los investigadores que el hombre llevaba tiempo insinúandole a la menor que tuvieran relaciones sexuales, pero ella siempre se negaba.

El agresor había sido capturado en 2016, y tenía una sentencia de 15 años de prisión por la muerte de una mujer en Yarumal. Además, tenía antecedentes por extorsión, hurto calificado y agravado, tráfico de estupefacientes y violencia intrafamiliar.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO