En 2019 van más de 300 actos de corrupción contra el Estado

20 de septiembre del 2019

El sector más vulnerable ha sido la educación y la salud, según la MOE.

En 2019 van más de 300 actos de corrupción contra el Estado

A partir de un seguimiento a investigaciones, condenas y procesos disciplinarios en curso o terminados, la Misión de Observación Electoral (MOE) alertó que en 2019 se han registrado 324 hechos de corrupción contra el Estado colombiano.

En diálogo con KienyKe.com, Gabriel Angarita, investigador de la MOE, explicó cuáles son los sectores más afectados e indicó en qué departamentos del país se encontraron más actos que afectaron a la administración pública.

Angarita mencionó que entre el 1 de enero y el 31 de agosto de este año, encontraron que 255 casos están en investigación y que otros 69 culminaron en condenas o en sanciones ejecutoriadas.

Indicó que fueron 28 los departamentos víctimas de este flagelo.

Los que lideran la lista son: Valle del Cauca, Antioquia, Córdoba, Cundinamarca y Sucre.

El experto de la MOE dijo que en primer lugar, el sector más vulnerable ha sido el de la educación, que tiene el 17% de los casos de corrupción registrados.

“La función pública y la salud se encuentran en un segundo lugar”, afirmó.

Según Angarita, el mes con más actos corruptos presentados fue agosto. A su juicio, esto se debe al proceso electoral.

“En esta época muchas administraciones, entidades públicas, etc, comienzan a movilizarse para favorecer alguna candidatura. Esto genera que más funcionarios públicos cometan algún acto de corrupción”, explicó.

Resaltó que no todas las sanciones o condenas impuestas son por hechos cometidos durante estos primeros ocho meses, “sino que en este tiempo se han resuelto los casos investigados”.

¿Por qué no cesa la corrupción?

Como lo reflejó el informe de la MOE, la corrupción en Colombia sigue siendo el pan de cada día. Los distintos esfuerzos desde el Congreso de la República, las promesas de los gobernantes, los programas y otro tipo de luchas, no han sido suficientes para acabar con el problema.

En diálogo con KienyKe.com, Margie Mojica, abogada investigadora del Instituto Anticorrupción, explicó que este flagelo se puede abordar desde tres ejes: las insuficiencias en la prevención, falta de voluntad política y poca sanción social.

Mencionó que existen muchos vacíos en materia de implementación de estrategias que “enseñen a fortalecer la transparencia y fomentar una cultura de integridad en las instituciones”.

Según dijo, la poca disposición política ha dificultado combatir la corrupción, porque “no ha permitido adoptar controles suficientes e idóneos para hacer frente a esos riesgos que existen, tanto en el sector público como en el sector privado”.

Mojica señaló que en el país no cesa la corrupción porque todavía existe una alta percepción de impunidad frente a los actos cometidos por los corruptos.

“Mientras no se genere una sanción efectiva, la gente seguirá pensando que ‘ser corrupto sí paga y que no va a ser sancionado’. Esto genera que las personas perciban la corrupción como algo natural que no tiene consecuencias”, finalizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO