Terror en Colombia por casos de desmembramientos

17 de julio del 2019

En la última semana se han registrado dos casos.

Terror en Colombia por casos de desmembramientos

Los habitantes del barrio La Florida (Cúcuta, Norte de Santander) fueron testigos de un macabro hecho. En plena vía pública, hallaron dos bolsas de basura que parecían sospechosas. Tanta fue la intriga que decidieron llamar a las autoridades para que inspeccionaran la situación. Jamás se imaginaron que el contenido de los talegos eran las partes de un cuerpo desmembrado.

Escuche las noticias más importantes del día:

Por el momento, la víctima no ha sido identificada; solo se conoce que era del género masculino. Al parecer, quienes abandonaron el cadáver en la calle fueron personas que iban en una camioneta Toyota, de color blanco.

Horror en Engativá, Bogotá

Hacia las 9:00 de la noche del lunes, se presentó otro caso en la capital. La comunidad del barrio Villa Luz, al occidente, se consternó al encontrar partes de un cadáver descuartizado dentro de una maleta y otras bolsas de basura, las cuales fueron halladas en varios puntos del sector.

Se presume que el cadáver corresponde al de una mujer de 30 a 35 años. Sin embargo, esa información no ha sido confirmada.

Lo que la Policía sí confirmó es que un hombre fue quien dejó las bolsas y la maleta en ese lugar. Así quedó registrado en una cámara de seguridad. Todavía se trabaja para lograr su captura.

Según cifras del Distrito, en Bogotá se han registrado más de 500 homicidios; cuatro de ellos bajo esa modalidad. El más recordado ocurrió en la localidad de los Mártires.

Otros territorios

Este tipo de violencia también toca otros territorios del país. El pasado 9 de julio se conoció que en una trocha ilegal de la frontera colombo – venezolana, fueron capturados cinco sujetos mientras transitaban con unos costales sospechosos.

Al revisarlos, los uniformados se encontraron con las cabezas de tres personas que fueron decapitadas. Todavía no se ha confirmado la identidad.

Otro episodio macabro revivió el temor de las ‘casas de pique’ en Buenaventura. L

os hechos ocurrieron el pasado 12 de junio en la vía pública de El Piñal, Valle del Cauca. Ese día, la cabeza de un hombre fue encontrada flotando en las aguas insulares del municipio.

Varias horas después del hallazgo se dio a conocer la identidad de la víctima: era un hombre de 37 años, llamado Octavio García.

Ni siquiera los menores de edad se salvan de estos actos de violencia. En mayo, el cuerpo desmembrado de Emely Suleima Rivera Barrero, una menor de 11 años, fue hallado en un costal, cerca a la casa en donde vivía.

Al parecer, la niña fue asesinada como represalia de un grupo de criminales que intentó cobrar una extorsión a sus padres.

¿Qué ocurre en Colombia?

Estos son algunos de los últimos casos que se han conocido en el país, pero las cifras son cada vez más alarmantes.

El experto en seguridad, Luis Fernando Quijano, aseguró en diálogo con KienyKe.com que la práctica del desmembramiento no es nueva. “Esto viene desde antes de los 80’s y los 90’s. Es más, desde antes de la cruel época de Pablo Escobar”.

Explicó que este tipo de prácticas también eran utilizadas por los grupos paramilitares como las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y de otras organizaciones criminales para desaparecer a totalidad los cuerpos de sus víctimas.

“Son muchos los registros de que eso es una realidad. Es una verdad. Existe todavía y es muy cruel”, manifestó.

Dijo que los impactantes casos que se han presentado son una señal de que estamos en “tiempos de guerra”. “Hay mucha violencia tapada en el país”, señaló.

En anterior diálogo con este medio, Germán Antía Montoya, docente de la Facultad de Derecho y Ciencias Forenses del Tecnológico de Antioquia, indicó que esta modalidad tiene la finalidad de “impedir la identificación de la persona y enviar un mensaje de terror y de violencia a la sociedad”.

“Es una secuela de la cruda violencia por la que han pasado las ciudades de este país”, finalizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO